Cómo elegir bien un Plan de Pensiones: Planes Ciclo de Vida

Cómo elegir bien un Plan de Pensiones: Planes Ciclo de Vida

Es bien conocido que los Planes de Pensiones Individuales (PPI), o en su versión de seguro de ahorro (que garantizan rentabilidad) los Planes de Previsión Asegurados (PPA), son unos instrumentos especialmente diseñados para focalizar el ahorro a la jubilación de forma idónea, básicamente por 2 características: tanto por su diseño de producto, como por sus ventajas fiscales. Y ello a pesar de que las últimas modificaciones legales han afectado a ambas: por un lado, al diseño del producto, debido a haberse flexibilizado su liquidez a partir del año 2025, siempre que tenga más de 10 años de antigüedad. Y por otro lado a su fiscalidad, por reducirse desde enero de 8.000 a 2.000 € la cuantía máxima que se puede aportar anualmente a los Planes, lo que implica la reducción en igual medida de la cuantía en la que me puedo beneficiar fiscalmente en mi tributación del IRPF.

¿CÓMO ELEGIR CORRECTAMENTE EL PLAN DE PENSIONES

Elegir aquellos Planes con las mejores rentabilidades históricas:

En principio lo obvio sería escoger aquel Plan que me vaya a dar mayor rentabilidad a largo plazo. Pero claro, el problema es que nadie tiene una bola de cristal para saber cuál va a ser. Entonces, ¿cómo podemos orientarnos? Una opción bastante lógica es que ya que no podemos adivinar las rentabilidades futuras, nos guiemos por las rentabilidades históricas que haya sido capaz de obtener.

Si bien es cierta la tan manida afirmación de que rentabilidades históricas no garantizan rentabilidades futuras, sin embargo, también lo es que, si el Fondo de Pensiones al que pertenece ese Plan ha venido demostrando a largo plazo y de forma continuada que ha dado mayores rentabilidades que otros Planes de las mismas características, es innegable que podemos deducir que debe contar con un buen equipo de gestores, puesto que han venido sabiendo invertir con acierto el dinero de todos los partícipes de ese Fondo de Pensiones. E indudablemente es un punto que ha de ser valorado a la hora de elegir Plan.

Ahora bien, hay que tener claro que ningún equipo gestor va a acertar siempre, porque como un gestor explicó en una ocasión: si él supiera que no va a fallar nunca al elegir las inversiones, no estaría trabajando para invertir el dinero de otros, sino que estaría él invirtiendo su propio dinero para hacerse rico.

Pero ¿dónde puedo obtener los Planes de mayor rentabilidad?

Para poder comparar rentabilidades a diferentes plazos de los Planes de Pensiones existen rankings de rentabilidad. Uno de estos es el Ranking de INVERCO.

Diferentes políticas de inversión en los Planes:

Pero ojo, porque no se pueden comparar churras con merinas. Con ello nos queremos referir a que nos encontraremos con que existen 6 tipos de ranking diferentes para los Planes de Pensiones individuales. Cada uno de ellos se corresponde a los 6 tipos diferentes de políticas de inversión que existen: desde Planes de renta fija a corto plazo (monetarios) y de renta fija a largo, pasando por los mixtos (que hay mixtos de renta fija, y mixtos de renta variable), para acabar en los que invierten casi todo en renta variable. Por últimos los “garantizados” (cuya garantía de rentabilidad no puede ser del Plan, sino que ha de ser una garantía externa, por regla general por parte de la Entidad Financiera comercializadora):

Elegir la política de inversión preferida, antes que el Plan de Pensiones:

Ello nos lleva a que antes de elegir un Plan en concreto, hemos de tener claro qué tipo de gestión quiero para mi Plan de Pensiones. ¿Cómo quiero que gestionen mis ahorros?

¿Cuáles de estos 6 tipos tienen mayor potencial de rentabilidad a largo plazo? En principio aquellos que tienen mayor porcentaje de renta variable, como se ve en el siguiente gráfico:

Pero todo tiene un precio: cuanto mayor porcentaje de inversión en renta variable, mayor volatilidad en las rentabilidades. Es decir, en renta variable las bajadas y subidas de la rentabilidad (de la bolsa) son muy pronunciados, y ponen a prueba el aguante del inversor, que querrá salir cuando haya pérdidas, y entrar cuando haya ganancias.

¿Es lo mismo riesgo que volatilidad?

Dejando entonces claro que la renta variable es para personas a prueba de “sustos” (nos referimos a subidas y bajadas relativamente bruscas en su rentabilidad), cabe preguntarnos: ¿Tienen más riesgo los de renta variable que los de renta fija? Hace poco en una conferencia a la que asistí alguien matizó con gran acierto la diferencia entre riesgo y volatilidad. La volatilidad es cuánto es capaz de variar la rentabilidad de un Plan. El riesgo en cambio podría ser definido como la posibilidad de perder la inversión inicialmente aportada.

Teniendo en cuenta dicha definición, ¿podemos decir que la renta variable tiene más riesgo que la renta Fija? Nos atrevemos a decir que no: puede tener, y de hecho la tiene, más volatilidad, pero no más riesgo: la enorme diversificación que legalmente tienen que respetar los Fondos de Pensiones a la hora de invertir, hace muy improbable grandes pérdidas por “default” (caídas de empresas cotizando en bolsa). Y de hecho, a largo plazo los Planes de Renta Variable suelen dar más rentabilidad que los Planes de Renta Fija. Pero el precio es tener que sufrir por el camino grandes variaciones por la mayor volatilidad de aquéllos frente a éstos.

LOS PLANES CICLO DE VIDA:

Lo ideal, por tanto, sería que cuando se tenga un horizonte temporal de inversión muy largo (en planes es sinónimo a decir cuando aún se es suficientemente joven) la inversión se centre más en renta variable que en renta fija, por s mayor potencial de rentabilidad que hemos mostrado en el gráfico, pero siempre matizándolo según el perfil de riesgo del inversor (su capacidad de soportar la volatilidad).

Pero como tenemos la mala costumbre de ir cumpliendo años, con el paso del tiempo el horizonte hasta la jubilación se va acortando, por lo que teóricamente sería conveniente ir reequilibrando gradualmente este reparto entre renta fija y renta variable, en detrimento de esta última. Y además no olvidarnos de hacerlo periódicamente conforme se acerca la fecha de jubilación. Sin embargo, esto no lo hace el común de los mortales.

Para solucionar esto existen los Planes CICLO DE VIDA: que lo hacen por ti.  Son Planes que de forma predeterminada irán adaptando su política de inversión conforme pase el tiempo, según una ruta previamente fijada y se vaya acercando la fecha de jubilación. Es decir, suelen comenzar con un porcentaje mayoritario en renta variable para ir poco a poco incrementando su peso en renta fija. Normalmente las entidades tienen más de uno de estos Planes, para adaptarse a diferentes horizontes de partida del inversor: por ejemplo, un Plan Ciclo de Vida para personas hasta 30 años, con una posición inicial muy posicionada en Renta variable que irá evolucionando con el paso de los años hasta acabar en la renta fija casi al 100% cuando llegue su fecha aproximada de jubilación, y otro para personas de hasta 50 años, cuya posición inicial no estará posicionada tanto en renta variable, y que irá evolucionando igualmente hacia la renta fija igualmente.

En el grupo CAJAMAR disponemos de Planes de Pensiones CICLO DE VIDA. Son la gama denominada “GESTIÓN FUTURO”, y tenemos 3, en función de cuál es el año aproximado de tu jubilación:

  • CAJAMAR GESTIÓN FUTURO 2030: es el más conservador de los tres, puesto que es para clientes que tienen próxima su jubilación (en torno al año 2030), por lo que comienza con una política de inversión mixta, aunque eminentemente centrada en Renta Fija, para con el paso de la década ir pasando gradualmente hacia renta fija. Termina prácticamente con el 100% de su inversión en Renta Fija en el año 2030.
  • CAJAMAR GESTIÓN FUTURO 2040: comienza con una política de inversión mixta, para ir derivando hacia la renta fija conforme se acerca el horizonte estimado de jubilación.
  • CAJAMAR GESTIÓN FUTURO 2050: es el que comienza con mayor porcentaje de la inversión en renta variable, puesto que cuenta con mayor horizonte temporal para ir desviando gradualmente hacia la renta fija.

Por ejemplo, el CAJAMAR GESTIÓN FUTURO 2050 comienza con un 70% en renta variable, para ir modificando de forma gradual aproximadamente cada 10 años el peso en renta fija y renta variable, para terminar finalmente sobre el año 2050 con solo un 5% de renta variable.

 

Terminar diciendo que al finalizar el año 2020, diferentes medios de información económica que acostumbran a publicar rankings con los Planes más rentables del año, mostraron que nuestros tres Planes Pensiones GESTIÓN FUTURO de Cajamar Vida quedaron entre los 20 planes mixtos más rentables de 2020, todos con rentabilidad anual por encima del 4,50%

Animamos por tanto a conocer esta nueva opción de ahorro a largo plazo en nuestros Planes ciclo de vida “GESTIÓN FUTURO”, convencidos de que el tiempo nos dará la razón.

Puedes consultar el catálogo completo de nuestros Planes aquí: Catálogo Planes CAJAMAR