5 lecciones ecológicas para mejorar las ciudades

5 lecciones ecológicas para mejorar las ciudades

La pandemia ocasionada por el coronavirus nos está enseñando a sobrevivir de una manera diferente. Y también a adaptarnos. De hecho, gracias al confinamiento, también hemos aprendido una serie de  lecciones ecológicas para mejorar las ciudades.  

En efecto, aunque los especialistas, los universitarios y algunos políticos más comprometidos con la salud del medio ambiente no dejan de recordarlo, la pandemia nos ha enseñado que las ciudades tienen que ser más verdes 

Las informaciones publicadas en todos los medios que señalaban que al mes del confinamiento la contaminación había desaparecido de todas las ciudades del país es algo más que una prueba de diagnóstico. Es una señal y marca un camino que dice que las ciudades tienen que ser más ecológicas y sostenibles. 

No solamente las ciudades deben cumplir desde este momento estos requisitos. Las lecciones ecológicas para mejorar las ciudades también avisan de que nuestros domicilios, nuestras viviendas, también tienen que adaptarse. Las nuevas construcciones y urbanizaciones tienen que buscar el sol, las ventanas y las terrazas. Mimetizarse con la naturaleza urbana. 

Cómo mejorar las ciudades 

De igual forma, también han cambiado nuestras relaciones sociales, y asimismo las laborales. Las dos palabras quizás más escuchadas tras “cuarentena” y “coronavirus” han sido “transformación digital” y “teletrabajo”.  

Las acciones ecológicas para mejorar las ciudades también deben tener en cuenta estos nuevos conceptos, ya instalados en nuestra sociedad a golpe de la Covid-19. Las lecciones ecológicas para mejorar las ciudades se dividen en tres apartados:  

  1. La forma urbana: Identificación del límite de crecimiento urbano, pequeños bloques de viviendas y espacios verdes públicos. 
  2. El transporte: No motorizado, transporte público y control de coches. 
  3. La energía y recursos: Los edificios verdes, renovación y distribución de la energía, gestión de residuos, la eficiencia del agua.

De estos tres apartados y su desarrollo, extraemos 5 lecciones ecológicas para mejorar las ciudades: 

1.- Límite de crecimiento urbano 

Se buscan ciudades compactas. El límite debe establecerse sobre la base de un análisis riguroso de las sensibilidades ecológicas, la capacidad del medio ambiente y la eficiencia o productividad de los diversos usos de la tierra.   

2.-Desarrollo Orientado al Transporte (DOT)  

Ciudades DOT. El transporte público debe ser el medio de transporte preferido para viajes de larga distancia y corta.  

3.- Espacios públicos verdes 

Públicamente, según los indicadores ecológicos el espacio verde accesible y utilizable debe comprender entre 20-40% de la zona urbana construida. 

4.- Control de coches 

Cada ciudad debe de tener una estrategia para el control de los vehículos y su estacionamiento, indudablemente va aparejado con un transporte público de calidad. 

5.- Gestión de residuos 

Todos los edificios deberían contar con instalaciones de clasificación de residuos. Todos los residuos domésticos deben seleccionarse. La recogida de residuos peligrosos debe ser una prioridad. Al menos 30-50% de los residuos debe ser compostados y 35-50% reciclado o reutilizado.