Las entidades del Grupo Cooperativo Cajamar se adhieren al Código de Buenas Prácticas sobre préstamos hipotecarios

Las dieciocho cooperativas de crédito del Grupo suscriben su adhesión a los Códigos de Buenas Prácticas sobre préstamos hipotecarios para deudores hipotecarios en riesgo de vulnerabilidad.

El Consejo de Administración del Banco de Crédito Cooperativo, entidad cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar, ha acordado su adhesión a los Códigos de Buenas Prácticas sobre préstamos hipotecarios.

Las 18 cajas rurales integradas en el Grupo Cooperativo Cajamar han confirmado su adhesión tanto a la ampliación del Código de Buenas Prácticas vigente como al nuevo Código, que tendrá un régimen transitorio con una duración de dos años, contribuyendo de este modo a facilitar el acceso a la vivienda a los socios y clientes de las entidades en sus territorios de origen y ámbitos de actuación.

Hace más de diez años, el 12 de marzo de 2012, cooperativas de crédito del Grupo Cajamar ya se adhirieron al Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual, demostrando así su compromiso social y su vocación de aportar soluciones a los grupos sociales más vulnerables, especialmente relacionadas con reestructuración de la deuda, quita en el capital pendiente de amortización y dación en pago, medidas que son habituales en el proceder del Grupo cuando se considera necesario.

Así mismo, las cajas rurales del Grupo Cooperativo Cajamar, junto a las demás entidades del sector bancario español, ha venido colaborando activamente este año con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y el Banco de España en el diseño de nuevas medidas de apoyo a los clientes que se encuentren con dificultades para hacer frente a las cuotas de sus préstamos hipotecarios y, fruto de esta colaboración, el pasado 22 de noviembre el Consejo de Ministros aprobó un nuevo paquete de medidas para deudores hipotecarios en riesgo de vulnerabilidad..

Entre las medidas aprobadas se encuentra una reforma del Código vigente, destinado a las familias más vulnerables a las actuales circunstancias económicas; y, en segundo término, la aprobación de un nuevo Código adicional destinado a colectivos específicos de rentas medias que estén especialmente impactados por la subida de los tipos de interés.

Avatar photo

Gabinete de Prensa Grupo Cooperativo Cajamar