España, destino de cine... y series

España, destino de cine… y series

Desde que en los años 60 y 70 Almería se convirtiera en el centro neurálgico del spaghetti western, España se ha convertido en un lugar habitual para rodajes de cine.

La diversidad de un paisaje muy variable desde un norte verde y húmedo a un sur más seco y árido, con zonas volcánicas, montañosas y de mar, hacen de España un lugar ideal para venir a rodar películas.

El más reciente ejemplo de rodaje en España es el de la serie «Juego de Tronos«. Los dragones, castillos, caballeros, reyes y reinas han aterrizado en España y han conquistado nuestro país de norte a sur.

Comenzaron con una pequeña localización en Osuna y en Sevilla. Pero el mundo fantástico de George R.R. Martin ha encontrado en España su destino ideal. De aquellos rodajes iniciales, resumidos a unas pocas escenas, hemos pasado a mostrar Girona, Castellón, Navarra, Bizkaia y Gipuzkoa.

Es, precisamente, en estos dos territorios donde más se ha notado la fiebre por «Juego de Tronos» en los últimos meses. Llegando a organizarse castings multitudinarios y a paralizar la actividad de localidades enteras por Jon Nieve y compañía.

El Oeste americano, en Almería

Pero no podemos olvidar que es el cine el que ha encontrado en España su meca de oro. Si bien, España no cuenta con unos estudios de cine a la altura de Cinecittà en Roma o Pinewood en Londres, sí que hemos podido aportar grandes escenarios naturales.

Almería, y más concretamente el Desierto de Tabernas, han sido escenario de rodaje de clásicos como «Por un puñado de dólares«, «La muerte tenía un precio» o «El bueno, el feo y el malo«.

Sergio Leone y Clint Eastwood pusieron el ojo en este lugar, actualmente un parque temático, y rodaron aquí como si del mismísimo Oeste Americano se tratara.

Recientemente, la serie «Penny Dreadful» ha rodado gran parte de las escenas de su temporada final en este espectacular paraje.

Almería, Barcelona. Asturias, Sevilla,… entornos de cine

Siguiendo en Almería, pero en un escenario totalmente opuesto, «Indiana Jones y la Última Cruzada» llegó a España para rodar en la playa de Mónsul. Este espectacular paraje natural, también escenario del rodaje de varios videoclips de David Bisbal, sirvió para ver en acción a Sean Connery y Harrison Ford.

El director Woody Allen también se dejó seducir por España, más concretamente por Barcelona. El director neoyorquino rodó en la capital catalana su filme «Vicky Cristina Barcelona«, incluyendo también escenas en las ciudades asturianas de Oviedo y Avilés.

Unos años antes, la más conocida saga espacial, «Star Wars«, aterrizó en otra capital española para rodar: Sevilla. La cinta dirigida por George Lucas empleó la Plaza de España de Sevilla para rodar una brevísima secuencia de «Star Wars Episodio 2: El ataque de los clones«. R2D2, Anakin Skywalker y Amidala pasean por esta espectacular plaza sevillana en una de las películas más taquilleras de los últimos años.

En Bilbao pueden presumir de que James Bond los visitó en «El mundo nunca es suficiente«. La película, protagonizada por Pierce Brosnan, empleó una calle aledaña al Guggenheim de Bilbao para una de sus escenas iniciales de la cinta.

Pero no es la única ciudad española en recibir al espía. Cádiz sirvió para dar el pego de La Habana en «Muere otro día«. Mientras que en Madrid tuvo que ser rodada la escena de las ratas de «Desde Rusia con amor«, con Sean Connery a la cabeza, ya que la legislación inglesa no lo permitía.

España, destino de rodajes de naturaleza histórica

Ridley Scott es un habitual de los rodajes en España. Dos de sus películas más recientes tuvieron parte de sus jornadas de rodaje en España.

Así, Huesca, Ávila, Segovia y Córdoba fueron localizaciones elegidas para mostrar el mundo de las cruzadas de «El reino de los cielos«. Salamanca y el Alcázar de Sevilla sirvieron para situar la acción de «1492: la conquista del Paraíso«, que narra el viaje de Cristóbal Colón a América. Finalmente, Almería y Fuerteventura dan cuenta del rodaje de «Exodus: Dioses y reyes«, que cuenta la historia bíblica de Moisés.

Pero hay que mencionar clásicos como «Conan el Bárbaro«, «El Cid» o «Doctor Zhivago» para entender que España ha sido sede del cine desde mucho atrás. Madrid, especialmente, pero Ávila, Segovia, Cuenca o Peñíscola fueron los lugares de rodaje de estas películas enmarcadas con letras de oro en la historia de Hollywood.

Las carreteras de Tenerife fueron testigos de las carreras de autos de «Fast And Furious 6«. Las calles de Cádiz sirvieron para recrear los Sanfermines de Pamplona en «Noche y día«. La Estación de Atocha aparece en «El ultimátum de Bourne«. Bilbao fue la inspiración para «El Destino de Júpiter«, así como Mallorca lo fue para «El atlas de las nubes» y la «Furia de Titanes» llegó hasta las islas Canarias.

Otras películas rodadas en España incluyen clásicos como «Lawrence de Arabia«, «55 días en Pekín«, «Misión Imposible 2» o «El Perfume: Historia de un asesino«, que transformó el Barri Vell de Girona.

Gestión contenidos del blog.