El poke hawaiano, la comida sana y rica de este verano

El poke hawaiano, la comida sana y rica de este verano

El poke es el plato típico de Hawai y ha entrado como el último cohete de rabiosa actualidad en las cartas y en el vocabulario de la gente más in de la ciudad. Los foodies lo adoran y redes sociales como Instagram se han llenado de fotos de poke de la noche a la mañana.

Las razones son diversas. Es un plato que combina las tres míticas y mágicas «bes«. Es decir, es bueno, es bonito y es barato:

  • Es buena porque tiene numerosos ingredientes aderezados de diversas formas.
  • Es bonita porque se sirve en cuencos y son una explosión de color a la vista.
  • Y es barata porque los ingredientes son de lo más común. Desde arroz a atún o pollo.

Tiene, además, un toque lo suficiente exótico como para que tenga el valor añadido de que lo desconocido en gastronomía es atractivo por definición.

Por último, aunque ha tardado en llegar a España, resulta que ha llegado de la mano del ex presidente estadounidense Barack Obama, que dice que es uno de sus platos favoritos, lejos de las hamburguesas grasientas de Donald Trump, las costillas con miel de Frank Underwood de la serie «House of Cards» o las míticas barbacoas yanquis de toda la vida.

Arroz + Proteínas + toque de sabor y color = Poke hawaiano

El poke hawaiano tiene como gancho para los amantes de la mesa que es la conjunción de las corrientes gastronómicas de Asia y de América. Se trata, en suma, de otra versión de la comida del Pacífico. De hecho, se sirve, y por supuesto, se come fría, y está compensada casi como si fuera parte de la dieta mediterránea. Y, además, es una cocina sabrosa.

Teniendo en cuenta todo lo que se ha reseñado, es fácil darse cuenta que el poke hawaiano, más que un plato con una receta concreta es una forma de cocinar, preparar y presentar una serie de alimentos que, en su conjunto, reciben la denominación de poke hawaiano.

El poke combina tres elementos principales que, a su vez, son variables:

  1. En primer lugar, el clásico y más que típico arroz blanco. Barato, fácil de preparar y que, además, llena la barriga.
  2. El segundo elemento, que es variable, son las proteínas. Puede ser pollo, salmón o atún. Algunos se lanzan y lo cambian por caballa o por ternera, que para gustos están los sabores. Eso sí, siempre marinados a la manera japonesa.
  3. El tercer elemento, además de variable, es asimismo múltiple. Y es el que termina de dar a un poke hawaiano el toque de color, sabor y presencia. Pueden ser algas nori o huevas de pescado, aguacate, pepinillo o rábano todo en finas rodajas dispuestas por encima. Pero también cebolla, tomate y lechuga, en dados los primeros ingredientes y en tiras la última. O una simple tortilla de francesa troceada para darle un toque de color dorado a un plato sabroso y ya de por sí colorido.

Faltan los remates y las salsas que aliñan y determinan el toque final de cualquier poke hawaiano. Huevas de pescado (rojas o negras), sésamo, cebolleta picadita, guindilla si quieres que pique o los encurtidos que le van de maravilla. Aquí se abre un mundo de aceitunas de todo tipo, alcaparras y demás compañeros en este viaje.

Si quieres animarte a preparar un poke hawaian0, aquí tienes una serie de recetas extraídas de las mejores webs gastronómicas:

  • Poke básico para novatos, de El Comidista.
  • Poke de caballa al pesto de jengibre y cebollino y Poke de salmón al wasabi con goma wakame, en El Mundo.
  • Poke de atún, algas y aguacate, en Directo al Paladar.

Gestión contenidos del blog.