El éxito del Instagram del Museo del Prado

El éxito del Instagram del Museo del Prado

Que un museo tenga tantos miles de seguidores como una cantante de pop o una estrella de fútbol es digno de admiración. Si además es el Museo del Prado, probablemente la mejor y más completa pinacoteca del mundo, se puede afirmar con tranquilidad que el orgullo debe ser doble.

A día de hoy, se acerca al millón de seguidores en Instagram con poco más de 900 publicaciones. El truco es que realizan vídeos en directo de lunes a viernes de 9.50 a 10 am en los que comentan obras y curiosidades del Museo del Prado.

Lo hacen desde agosto de 2017. “Los primeros vídeos mostraban un paseo por las salas vacías, ofreciendo a los usuarios la posibilidad de ver el Prado de una forma relajada e íntima”, en palabras de Javier Sainz de los Terreros, técnico de gestión y encargado de Comunicación Digital del Museo. “Las retransmisiones se realizaban en silencio”, según explica en un reportaje publicado en la revista Yorokobu.

Con la práctica vieron que los espectadores pedían interacción y que era necesario unir un relato, así que empezaron a comentar algunos detalles de las obras o aspectos que suelen pasar desapercibidos en las visitas, todo ello desde un punto de vista informal, más cotidiano. Así nació el formato actual. Eligieron hacerlo en Instagram Stories por la juventud de su público en esa red social y porque al estar disponibles tan solo durante 24 horas, se convertía en un momento especial.

Los encargados de comunicación digital del museo elaboran un calendario de temas que van adaptando según la agenda del museo. “Procuramos incluir obras poco conocidas que seguramente se ignorarían en una visita corta, aunque también mostramos las obras maestras (el público lo pide)”.

Cada tema tiene un guión con datos básicos que sirven de apoyo al directo. Se sirven de estas notas aunque prefieren que el relato sea espontáneo, como cuando se lo cuentas a alguien que conoces.

Más museos en redes sociales

El Louvre también está en Instagram con la friolera de 4,5 millones de seguidores. Trabajan de forma parecida a la de sus colegas madrileños. Eligen una obra de arte, la fotografían y explican su composición, creación y significado. Además, dan información sobre su horario de apertura y promocionan sus exposiciones temporales a través de fotografías y vídeos.

La cuenta del Rijksmuseum de Ámsterdam tiene más de 640.000 seguidores y muestran sus montajes de exposiciones temporales además de trabajos de restauración y conservación.

La National Gallery de Londres cuenta con casi 2 millones de seguidores en Instagram y te permite viajar por sus pasillos, ver las exposiciones temporales y lso eventos que tienen lugar en este museo.

También en Londres encontramos la Tate Modern y su cuenta en Instagram con casi 4 millones de seguidores. En ella se dan a conocer las exposiciones gratuitas o se dan explicaciones sobre el significado y ejecución de las obras expuestas.

 

Gestión contenidos del blog.