¿Cómo será la agricultura del futuro?

¿Cómo será la agricultura del futuro?

La agricultura alimenta al mundo. A los habitantes del planeta Tierra de forma mayoritaria. No es, por tanto, ilógico preguntarse por el futuro de la agricultura y tratar de recurrir a fuentes autorizadas para responder a esta crucial pregunta.  

Además de su futuro, hay que intentar bucear en los datos y las tendencias de innovación en este sector productivo para tratar de indagar en cómo será precisamente la agricultura del futuro. 

Empezaremos a responder a esta importante pregunta gracias a la celebración del la Cumbre Mundial de Gobiernos, que lanzó un informe llamado Agriculture 4.0 – The Future Of Farming Technology (Agricultura 4.0 – El Futuro de la tecnología de la agricultura), para su edición del año pasado (2018). 

Se necesitará un 70% más de alimentos en 2050 

El informe aborda “los cuatro principales desarrollos que ejercen presión sobre la agricultura para satisfacer las demandas del futuro:  

  1. Demografía. 
  2. Escasez de recursos naturales. 
  3. Cambio climático. 
  4. Desperdicio de alimentos»

Y más. El informe indica que, “aunque la demanda crece continuamente, para 2050 tendremos que producir un 70% más de alimentos. Mientras tanto, la participación de la agricultura en el PIB mundial se ha reducido a sólo el 3%, un tercio de su contribución hace apenas unas décadas”. 

Aproximadamente 800 millones de personas en todo el mundo sufren de hambre. Y en un escenario sin cambios, el 8% de la población mundial (650 millones) seguirá desnutrida para el año 2030.  

La realidad es que “muy poca innovación ha tenido lugar últimamente en la industria, en cualquier caso, nada indica que la escasez de alimentos y el hambre no vayan a ser un problema en las próximas décadas”. 

La conclusión es que para enfrentar estos desafíos se requerirá un esfuerzo concertado de los gobiernos, los inversores y las tecnologías agrícolas innovadoras 

La agricultura 4.0 

Con el siglo y el milenio, la agricultura del futuro utilizará la tecnología para paliar la escasez de recursos y la pobreza: 

  • La Agricultura 4.0 ya no dependerá de la aplicación uniforme de agua, fertilizantes y pesticidas en campos enteros.  
  • Las operaciones agrícolas deberán ejecutarse de manera muy diferente, principalmente debido a los avances en la tecnología, como sensores, dispositivos, máquinas y tecnología de la información.  
  • Utilizará tecnologías sofisticadas como robots, sensores de temperatura y humedad, imágenes aéreas y tecnología GPS. 
  • Los invernaderos sean más rentables, eficientes, seguros y ecológicos, ya que el futuro de la agricultura pasa por la sostenibilidad.

Se ha pronosticado que la granja del futuro aumentará la productividad de los cultivos producidos y reducirá los efectos adversos en los cultivos. Como resultado, la agricultura que vendrá se centrará en el monitoreo de cultivos, drones y la granja autónoma a través de técnicas de agricultura de precisión.