3 preguntas y respuestas en torno a los seguros de coches

3 preguntas y respuestas en torno a los seguros de coches

Los seguros de los coches son, por un lado, obligatorios para ciertas condiciones de legalidad y, por el otro, son imprescindibles para cubrir los imprevistos que puedan surgir en nuestros desplazamientos. Por todas estas razones, tenemos que tener una serie de cuestiones claras al respecto. Las vamos a resolver de una forma franca y sencilla con tres preguntas y tres respuestas en torno a los seguros de coches.

1.- ¿Es realmente obligatorio asegurar mi coche aunque no lo utilice?

Encontramos un variado rango de respuestas ante la pregunta de si es obligatorio asegurar mi coche aunque no lo utilice. Así que lo mejor es atenerse a la legalidad vigente. Es obligatorio tener asegurado nuestro coche aunque no lo utilicemos. Lo que también tenemos que saber, y no debemos nunca confundirnos, es que existe la opción de no tener que pagar dicho seguro.

La razón de tener asegurado el coche aunque no se utilice es que puede ocurrir que cause de alguna manera daños a terceros, aunque sea de forma involuntaria. Por esta razón se recomienda realizar la baja temporal y voluntaria del coche en las oficinas de Tráfico. Con esta acción se exime de la obligación de tener contratado un seguro y pagar el impuesto de circulación correspondiente. El único requisito que exige Tráfico para efectuar dicha baja es que el vehículo haya pasado la ITV.

2.- ¿Hasta qué punto merece la pena contratar un seguro a todo riesgo?

La ley solamente establece un nivel mínimo de aseguramiento de tu coche. A partir de ahí, puedes asegurar prácticamente cualquier elemento de tu vehículo y cualquier servicio que desees. Por eso la pregunta es pertinente: ¿Hasta qué punto merece la pena asegurar un coche a todo riesgo? Y, una vez contratado este tipo de seguro, ¿hasta cuándo merece la pena que esté asegurado a todo riesgo?

La respuesta, como siempre, es compleja. Depende de cada conductor, de cada coche y de la interacción entre conductor y coche; es decir, el uso que se le quiera dar. La opción se llama a todo riesgo y es el seguro más completo. Contiene todas las coberturas y una extra: los daños que pueda sufrir el coche en un accidente en el que tú eres culpable.

3.- ¿En qué consiste exactamente una franquicia para que el seguro me salga más barato?

Si se contrata un seguro de automóviles con esta modalidad, el asegurado participa en el siniestro económicamente y en una proporción determinada. Por eso, el seguro es más barato. Por ejemplo, si se ha pactado una franquicia del 20% y se produce un siniestro valorado en 601,01 euros, 120,20 euros serían a cargo del asegurado y las 480,80 euros restantes a cargo del asegurador.

Gestión contenidos del blog.