Lo que puedes hacer personalmente para combatir el cambio climático

Lo que puedes hacer personalmente para combatir el cambio climático

La importancia del cambio climático es clave. La ONU lo ha convertido en uno de los puntos más importantes de su agenda. Basta un alto para tomar conciencia. Una investigación del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU muestra que el planeta podría cruzar el umbral crucial de 1,5 grados Celsius -por encima de los niveles preindustriales- en solo doce años.

Esto significa una «catástrofe global«, según la ONU. Por esta razón considera la ONU que «los ciudadanos y los consumidores están entre los actores más importantes para evitarlo«. Por ello es tan importante saber lo que puedes hacer personalmente para combatir el cambio climático.

Estos son algunos de los cambios cotidianos en tu rutina que puedes incorporar diariamente para ayudar a evitar la aceleración del cambio climático producido como resultado del calentamiento global.

1.- Luces apagadas

Hay que apagar las luces. Incluso si lo haces durante unos segundos, ahorras más energía de la que se necesita para encender la luz. A partir de ahora, apaga siempre las luces de las habitaciones que no se estén usando.

2.- Viva las LED

En cuanto se fundan, cambia las bombillas viejas por bombillas LED o de bajo consumo. Esta medida ayudará a salvar el medio ambiente y ahorrará costes de energía.

3.- Desconexión total

Apaga los aparatos electrónicos, como televisores, electrodomésticos y ordenadores, cuando no los estés usando. La mayoría de estos aparatos siguen consumiendo energía incluso cuando están apagados. Utiliza el sol para secar la ropa en lugar de utilizar secadoras y trata de ahorrar al máximo electricidad.

Lo mismo ocurre con la calefacción, utilízala para secar la ropa. Aísla el techo de tu casa para evitar la pérdida de calor durante los inviernos. Y la próxima vez que salgas a comprar un equipo, asegúrate de verificar que haga un uso eficiente de la energía. Esto es fundamental.

4.- Residuos generados mínimos

Hay que reducir la generación de residuos. Lo más sencillo para cumplir este objetivo es utilizar botellas o tazas reutilizables en lugar de recipientes de un solo uso.

5.- Apuesta por las duchas

Hay que evitar bañarse para la higiene personal. Esta medida y reducir los minutos de ducha, ahorrará una gran cantidad de agua todos los días.

6.- Cambia tu dieta

Tenemos que reducir el consumo de carne. Necesitamos iniciar un cambio hacia dietas basadas en vegetales, ya que la producción y distribución de carne tiene un impacto perjudicial en las emisiones de gases de efecto invernadero. La producción de carne roja lleva a un número significativamente mayor de emisiones de gases de efecto invernadero que la de pollo, frutas, verduras y cereales.

7.- Kilómetro cero

Comprar productos locales y de temporada. Estos son más respetuosos con el medio ambiente.

8.- Tu bolsa es tu amiga

Lleva tu propia bolsa cuando compres para evitar usar bolsas de plástico.

9.- Menos basura

Recicla los productos usados de papel, plástico, vidrio y aluminio para evitar que los vertederos crezcan.

10.- A pie, en bici o en bus

En la medida de lo posible, elige el transporte público o la bicicleta en lugar de ir en coche y así contribuirás a reducir emisiones. También, te mantendrá en forma.

Gestión contenidos del blog.