Guía completa para comerte todas las uvas

Guía completa para comerte todas las uvas

Las uvas de la suerte son una de las tradiciones más populares en España. Es un momento de alegría, de tensión, de felicidad, de explosión cuando terminan las doce campanadas y llega el Año Nuevo con toda su carga de felicidad y de buenos deseos.

Las doce uvas de la suerte​ es una tradición española que consiste en comerse una uva con cada campanada del reloj a la medianoche del 31 de diciembre para dar la bienvenida al Año Nuevo. Según la tradición, comer las doce uvas conduce a un año de buena suerte y prosperidad.

Pero, ahora sí. ¿cómo comérselas a toda velocidad sin atragantarnos? Veamos desde la experiencia unos buenos trucos que nos permitirán realizar la entrada del año en plena forma y con las doce uvas en la barriga, todos llenos de felicidad y suerte.

1.- Las más pequeñas, mejor

El mejor truco para conseguir comerte las doce uvas en tiempo y forma es elegir en la tienda las de tamaño medio a pequeño. Lógicamente, te cabrán así en la boca y el proceso de masticación y de tragar será mucho más rápido.

2.- La clave es la preparación

Las uvas tienen piel resbaladiza, tienen pepitas, tienen piel rugosilla. Vamos a limpiarlas primero y dejarlas perfectamente preparadas. De hecho, visto el negocio, por estas fechas encontraremos en los anaqueles de los supermercados latas de doce uvas perfectamente preparadas de esta forma para ser consumidas en la hora bruja del 31 de diciembre al 1 de enero.

3.- Niños y mayores, los primeros

Los niños por ser novatos y los mayores por acumular demasiada experiencia que genera confianza, deben estar precavidos, concentrados y serenos.

4.- El escenario, a punto

Déjalo todo preparado para comenzar con la primera campanada, antes de las 12 distribuye platos con la docena de uvas para cada invitado, y colócalas en la mesa de manera que esté todo listo para comer.

5.- La exactitud del relojero

Aprender de antemano el mecanismo de las doce campanadas. No confundirse con los cuartos previos y empezar a ritmo desde la primera y mantenerlo hasta la decimosegunda.

6.- La concentración es fundamental

No te distraigas si tu meta es cumplir con la tradición, no hables mientras comes las uvas, concéntrate en hacerlo en el tiempo y, claro, mastica rápido o de lo contrario no lo lograrás

7.- Y lo más importante: disfrutar

Pase lo que pase, disfruta el momento con los tuyos.

Gestión contenidos del blog.