Guía completa del estado de los neumáticos

Guía completa del estado de los neumáticos

La manera más fácil de garantizar un rendimiento mayor de combustible y un desempeño satisfactorio de tus neumáticos es realizar una inspección mensual sencilla. Así podrás verificar el inflado adecuado, el desgaste de la banda de rodamiento y la presencia de daños. Las diferentes compañías de fabricación de neumáticos ofrecen una serie de consejos que son muy necesarios para mantener un óptimo estado de los neumáticos.

1.- Mantén una presión de inflado adecuada en tus neumáticos

Es necesario mantener una presión de inflado adecuada para lograr un desempeño óptimo del neumático, preservar la seguridad y ahorrar combustible. Para mantener una presión de inflado adecuada, revisa los neumáticos con frecuencia (una vez al mes como mínimo, cuando estén fríos) con un medidor preciso de presión de los neumáticos.

2.- Mantén la presión de inflado al nivel recomendado

Este nivel es recomendado por el fabricante del vehículo y aparece en el rótulo de información de éste o en el manual del propietario del vehículo.

Mantener una presión de inflado adecuada es la medida más importante que puedes tomar para preservar la durabilidad del neumático y prolongar la vida útil de la banda de rodamiento. El inflado bajo es la principal causa de fallas en el neumático y puede causar grietas graves, separación de los componentes o un pinchazo.

3.- No hagas girar demasiado tus neumáticos

Evita que tus neumáticos giren excesivamente cuando tu vehículo esté atascado en el lodo o la arena. Las fuerzas centrífugas generadas por el ensamblaje del neumático/rueda cuando gira libremente pueden causar una explosión repentina del neumático, que puede provocar daños en tu vehículo y/o lesiones graves a ti o a un peatón.

4.- Revisa tus neumáticos para determinar el desgaste

Siempre retira de servicio los neumáticos cuando la banda de rodamiento tenga una profundidad de 1.6 milímetros. Todos los neumáticos nuevos tienen indicadores de desgaste de la banda de rodamiento que aparecen como bordes suaves en los surcos de la banda de rodamiento cuando el desgaste llega al nivel de 2/32″ (1.6 mm). Muchos accidentes en climas húmedos ocurren a causa de neumáticos lisos o casi lisos.

5.- Revisa tus neumáticos para identificar daños

La inspección frecuente, una vez al mes, como mínimo, de tus neumáticos para verificar signos de deterioro y su condición general. El neumático debe ser retirado y revisado por un experto con el propósito de detectar impactos, penetraciones, grietas, nudos, protuberancias o pérdida de aire.

6.- No mezcles neumáticos de diferentes tamaños y tipos en el mismo eje

Para un manejo y control óptimos se recomienda que los cuatro neumáticos instalados sean del mismo tipo y tamaño, a menos que el fabricante del vehículo recomiende lo contrario.

7.- Vida útil del neumático

Los neumáticos son fabricados para proporcionar miles de kilómetros de servicio excelente . Para obtener el beneficio máximo de los neumáticos, éstos deben tener un mantenimiento adecuado con el fin de evitar daños que puedan ocasionar su reemplazo antes de que el desgaste de la banda de rodamiento alcance la profundidad mínima.

 

Los neumáticos son fundamentales para el buen funcionamiento de tu vehículo, pero existen otros aspectos que también debes tener en cuenta para mantener tu vehículo en perfectas condiciones de uso, como por ejemplo el seguro.

Solicita más información sobre nuestros Seguros de Auto y las coberturas que puedes obtener para tu vehículo.

Gestión contenidos del blog.