Banner
El reciclaje en casa para cuidar el medio ambiente

El reciclaje en casa para cuidar el medio ambiente

El reciclaje tiende a formar parte de nuestras vidas y de nuestros hogares de igual forma que la televisión preside la sala de estar o tenemos mamparas para la ducha en el cuarto de baño.

Esta tendencia se ha convertido con el paso del tiempo, además, en una necesidad. El cuidado del medio ambiente empieza por nosotros mismos y hay que ser conscientes de la importancia de realizarlo de forma conveniente.

El reciclaje se encuentra en el corazón de las prácticas medioambientales para lograr un desarrollo sostenible. Las palabras con que se asocia son la ecología y el movimiento verde, que aboga por una relación vital que proteja la naturaleza y garantice su desarrollo al mismo tiempo que el de nuestra propia sociedad.

La regla de las 3R

El reciclaje forma parte de lo que se ha venido a llamar la “Regla de las 3R”, que es una norma básica para empezar a concienciar a la población de la importancia suma que tienen estas prácticas.

La asociación ecologista internacional Greenpeace explica esta “Regla de las 3R de forma clara para que todo el mundo pueda tomar conciencia de la importancia de estas prácticas:

1.- Reduce

Lo mejor que podemos hacer por el planeta es explotarlo lo menos posible, con un enfoque justo, ético y utilizar sus recursos de manera sostenible. En el centro de la crisis ambiental se encuentra nuestra sociedad consumista.

Aquí hay algunas preguntas que puedes hacerte antes de comprar:

  • ¿Es realmente necesario lo que estoy a punto de comprar?
  • ¿Este producto fue elaborado de manera que no contamine o de manera sustentable?
  • ¿Durará mucho tiempo?
  • ¿Contaminará al ser desechado?
  • ¿Dónde fue fabricado y bajo qué circunstancias?
  • ¿Fueron usados los materiales para hacerlos reusables o reciclables?
  • ¿Existe un producto similar pero con menos empaques?

La idea es que cada uno de nosotros hagamos un consumo razonado, no comprar por comprar sin mirar a quién o a qué podamos dañar.

2.- Reutiliza

Debido a que vivimos en una “sociedad desechable”, constantemente somos instados a comprar artículos “nuevos” o “mejorados”. Incluso cuando el que tenemos puede ser reusado o reparado.

Cuando compramos, debemos buscar artículos durables y repararlos cuando sea necesario. Así, los bienes de uso durarán mucho tiempo y podrán pasar de generación en generación. Si algo no es usable para su propósito original, trata de ser creativo y piensa de qué otra forma emplearlo. Si ya no lo necesitas, piensa si alguien más puede utilizarlo.

3.- Recicla

En vez de tirar un artículo cuando ya no lo puedes usar, ¡recíclalo!. A pesar de que el reciclaje no es perfecto, ya que requiere de energía y los procesos para cambiar algo en otra cosa a menudo producen subproductos no deseados y a veces tóxicos, es mejor que enviar lo que desechaste a los tiraderos de basura o lo que es peor ¡incinerarlos!

¿Qué se puede reciclar?

 Es posible reciclar: papel, cartón, vidrio, metales, aluminio, madera, plásticos de los números 1, 2 y 4 (en la parte inferior o posterior del producto viene un número dentro de un triángulo hecho con flechas). Los demás plásticos no se reciclan y mucho menos el número 3 que es PVC o vinil que es altamente tóxico.

Para reciclar de manera adecuada, compra varios envases de basura, o coloca varios separadores en una papelera grande para que puedas clasificar tus residuos en cinco partes:

  • Orgánico: Aquí puedes colocar cáscaras de huevos, cáscaras de frutas, restos de vegetales. etc.
  • Vidrio. En ese espacio pones botellas, alguna copa que se rompa y algún otro envase de ese material que ya no vayas a utilizar.
  • Metal: En este sector introduces envases de aluminio y acero.
  • Papel y cartón: Aquí colocas las hojas que ya no utilizas, las etiquetas de los envases y materiales de este tipo.
  • Otros. Si tienes algún tipo de basura que no entre en las categorías anteriores, puedes depositarlas aquí.

5 consejos para reciclar en casa

Reciclar en casa no es un proceso complicado. Simplemente requiere que te pongas manos a la obra. Aquí tienes 5 pequeños consejos con los que puedes empezar a reciclar en casa:

  • Mantén las cestas de almacenamiento de basura marcadas correctamente.
  • Verifica que cada miembro de la casa comprenda la información sobre la separación de desechos. Es importante que lo hagas de manera agradable y no como una imposición.
  • Antes de poner botellas y latas en la cesta correspondiente, asegúrate de eliminar los residuos.
  • No te frustres.
  • Cuenta a tus vecinos y familiares sobre tu nueva práctica en casa
Equipo BLOG Grupo Cajamar

Gestión contenidos del blog.