Las ventajas de compartir un huerto urbano para la dieta familiar

Las ventajas de compartir un huerto urbano para la dieta familiar

Los huertos urbanos han pasado de convertirse una moda al alza en los últimos años en una solución que ofrece numerosas ventajas. Entre ellas, destaca los numerosos efectos positivos que afectan a las familias. 

Por ejemplo, el huerto urbano es una vía directa para obtener alimentos para el consumo diario. Es también una fuente de ingresos para la compra de otros alimentos o insumos agropecuarios. Y, además, es  un medio para producir otros productos, tales como: condimentos, plantas medicinales, combustible, etc. 

Las ventajas de los huertos urbanos son innumerables. Si estás atento, seguramente te habrás dado cuenta de que cada vez más personas cultivan su propio huerto urbano. Se trata de una actividad que podemos compartir con nuestros hijos e hijas para que aprendan y disfruten. Con un huerto urbano puedes obtener beneficios como: 

  • Tus hijos e hijas aprenderán a probar cosas nuevas. El hecho de ver crecer las frutas y las verduras animará a tus hijos e hijas a probar cosas nuevas y a disfrutar de la comida.
  • Podrás pasar tiempo en familia. Compartir actividades con tus hijos e hijas es fundamental para generar ambientes de confianza, para enseñar y para tener una buena comunicación. 
  • Enseñarás cosas nuevas a tus hijos e hijas. Muchos niños y niñas desconocen el aspecto que tienen determinadas frutas y verduras y nunca han visto cómo crecen. Un huerto puede ser una importante herramienta de aprendizaje para saber cómo es la planta del tomate o cómo crecen los calabacines o las fresas, por ejemplo. 
  • Tus hijos e hijas aprenderán a asumir responsabilidades. Un huerto urbano requiere diversos cuidados y tus hijos e hijas deberán asumir la responsabilidad de cuidar de todo lo que se cultive, de esa forma poco a poco comprenderán la importancia de ser responsables en diversos ámbitos de la vida. Aprende a cultivar con tus hijos un huerto urbano. 
  • Obtendrás frutas y verduras frescas. Con un huerto en casa obtendrás frutas y verduras de temporada y totalmente frescas y naturales. Además, podrás utilizar medios naturales en lugar de pesticidas para proteger las plantas. 
  • Ahorrarás dinero. Un huerto en casa te ayudará a ahorrar en la cesta de la compra y obtener productos más sanos para cuidar la dieta de la familia. 
  • Evitarás el uso de plásticos. La mayor parte de la fruta y la verdura está envuelta en plásticos de un solo uso que contaminan la naturaleza. Sin embargo, con el huerto urbano evitarás el uso de plásticos contaminantes. 
  • Los niños y niñas comprenderán la importancia de cuidar el medio natural. El huerto urbano será una excelente forma de que tus hijos e hijas comprendan por qué es importante cuidar el medioambiente y apostar por una agricultura ecológica y sostenible.