Tips para ahorrar en la factura del gas y electricidad

Tips para ahorrar en la factura del gas y electricidad

Las familias y las empresas están acuciadas por la subida del precio de los suministros. La electricidad y el gas están en máximos históricos por culpa de la coyuntura económica, pegada a una realidad internacional suficientemente inestable. Con unos precios disparados, todo consejo para ahorrar en gas y electricidad, la aplicación de estos consejos te pueden permitir un buen ahorro.

1.- Estudia siempre tu tarifa

Es importante que revises regularmente tu factura y la tarifa que tienes contratada y presta mucha atención a las revisiones de precio que te comunique tu compañía cuando llega el momento de renovar el contrato.

2.- Utiliza la potencia exacta necesaria

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada: cada kW de potencia supone casi 40 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.

3.- Modifica tus hábitos de consumo

Con algunos pequeños cambios en tus hábitos, puedes ir sumando ahorros. Por ejemplo, es aconsejable desenchufar los aparatos que no se utilizan, que implican otro sobrecoste de alrededor de 4 euros al mes. Apagar todo lo que se queda en stand-by (teles, ordenadores, equipos de música…) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumes. Además, utiliza preferentemente los programas Eco en la lavadora y el lavavajillas, que reducen un 40% el consumo eléctrico.

4.- Ajusta la temperatura de tu hogar

En invierno hace frío y en verano calor. Ya lo sabemos. Pero hay que ajustar la temperatura en nuestro domicilio para que las facturas no se disparen. Hay que saber que la temperatura ideal para mantener el llamado ambiente de confort en casa suele estar en torno a los 21 ºC, y cada grado adicional puede encarecer la factura en torno a un 7%.

5.- El aislamiento es tu mejor amigo

La prioridad para ahorrar energía es el aislamiento. Las rendijas, grietas o algunos cristales, pueden hacer perder hasta más del 25% del calor que se genera en tu hogar. Es por esto, que contar con un aislamiento adecuado en tu casa, puede ayudarte a reducir tu factura de forma notable.

6.- Aprovecha las horas de sol

Sube las persianas y retira las cortinas por las mañanas para iluminar bien las estancias de tu hogar. El calor del mediodía, aunque sea en pleno invierno, es ideal asimismo para ayudar a mantener una temperatura ambiente constante. Con estas maniobras seguro que ahorras dinero en tu factura.

7.- El mantenimiento sirve para ahorrar

No hay mejor manera preventiva de ahorrar, que asegurándote que tu instalación de gas funciona correctamente. Cuando te informen que a tu instalación le toca pasar la revisión obligatoria, no la pospongas. De igual forma, utiliza las bombillas adecuadas para iluminar las estancias de tu domicilio.

8.- Viva los termostatos

Las válvulas termostáticas para radiadores de calefacción son una de las soluciones de ahorro recomendadas por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Estos dispositivos son muy interesantes para mantener la regulación de calor ya que controlan el paso del agua y cuentan con un cabezal sensible a la temperatura.

Gestión contenidos del blog.