Retos de la internacionalización de una pyme

Retos de la internacionalización de una pyme

Los retos de la internacionalización de una pyme son la base para construir una estrategia empresarial de éxito que cumpla los objetivos buscados. La internacionalización es una de las vías naturales de expansión de las pymes.

Para lograr que el crecimiento sea positivo y redunde en nuestro beneficio hay que afrontar una serie de retos. Solventarlos con éxito nos llevará a creer como negocio y redundará en nuestro beneficio. Además, hay que tener siempre bien presente que la internacionalización de nuestra pyme arroja muchas ventajas.

El primer reto de la internacionalización de una pyme que hay que afrontar es el cultural. No hace falta ser un genio para darse cuenta que no es lo mismo vender en China que vender en Valencia.

Es decir, en cuanto salimos de nuestra cultura empresarial para aterrizar en un país diferente tenemos que derribar barreras culturales de todo tipo, desde las lingüísticas hasta las que están relacionadas con la educación, las costumbres o las formas de expresión.

Un conocimiento profundo y un análisis detallado del país de destino es clave para afrontar con éxito la internacionalización de nuestra pyme.

Conocer el ordenamiento jurídico del país

Las cuestiones directamente técnicas forman otro de los importantes retos de la internacionalización de una pyme. Cada país tiene un sistema de organización diferente:

  • Unos pueden pertenecer al sistema de economía global anglosajón y otros pueden ser países en crecimiento con sistemas centralizados autoritarios.
  • Unos pueden ser monarquías árabes y otros pueden ser países emergentes.

Lo importante, en cualquier caso, es conocer al dedillo el funcionamiento del modelo de estado y ordenamiento jurídico. Esto conlleva un conocimiento suficiente de su ordenamiento jurídico y de su entramado legal. Todas las normas que afecten a la producción, al consumo, a la higiene, al control de calidad y a la contratación tienen que estar dominadas.

Financiación y capital humano

La financiación es, claramente, otro de los retos de la internacionalización de una pyme. Hay que tener en cuenta en primer lugar la financiación externa y por otro la financiación propia.

En el primer caso, hay que lograr que nuestro proyecto de internacionalización sea perfectamente creíble. Hay que tener en cuenta que quien presta dinero, quien suscribe la financiación de nuestro proyecto, nos presta también toda su confianza porque cree en nuestra idea.

Al mismo tiempo, lo que hace creíble un proyecto de forma definitiva cuando aterriza en un país extranjero es el hecho de que haya conseguido financiación externa. Es algo así como “si alguien importante ha creído en vosotros y os ha prestado dinero para la financiación nosotros también os vamos a creer”.

Los requisitos imprescindibles en este apartado son, entonces, variados. Entre ellos, los más importantes son:

  • Tener un plan de negocios internacional impecable.
  • Realizar una presentación del proyecto perfecta.

También existe el reto de la propia financiación, donde los partícipes de la pyme tienen que estar convencidos del paso a seguir y participar de forma directa en el proyecto.

Por último, no hay que perder de vista dentro de los retos de la internacionalización de una pyme el factor humano.

Por un lado, hay que cuidar al detalle el trato y las relaciones de nuestro personal destinado en el extranjero. Por el otro, mantener una política de contratación de mano de obra en origen.

 

Si quieres dar un impulso internacional a tu negocio, debes visitar #PlataformaINTERNACIONAL. El portal donde encuentras a las empresas que pueden ayudar a tu empresa en su salto de los mercados internacionales.

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Gestión contenidos del blog.