¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico?

¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico?

La energía fotovoltaica es la transformación directa de la radiación solar en electricidad. Esta transformación se produce en unos dispositivos denominados paneles fotovoltaicos.

El autoconsumo fotovoltaico hace referencia a la producción individual de electricidad para el propio consumo, a través de paneles solares fotovoltaicos. Esta práctica puede ser llevada a cabo por individuos, familias, empresas o centros públicos. La condición que deben cumplir es que la electricidad producida solo la utilicen los mismos. El sistema tecnológico que se utiliza para generar la electricidad es denominado sistema de autoconsumo.

Gracias a los avances tecnológicos, la sofisticación y la economía de escala, el coste de la energía solar fotovoltaica se ha reducido de forma constante desde que se fabricaron las primeras células solares comerciales​ y su coste medio de generación eléctrica ya es competitivo con las fuentes de energía convencionales en un creciente número de regiones geográficas, alcanzando la paridad de red.

Aprovechar la energía solar es una opción más y más común, ya que la tendencia es movernos hacia una energía verde, sin la necesidad de explotar los recursos naturales no renovables como el carbón o petróleo.

La solución es muy popular en España, puesto que en nuestro país contamos con aproximadamente 300 días de sol de 365, lo que significa una producción de energía casi ininterrumpida a lo largo del año.

La manera de funcionar de las instalaciones de autoconsumo puede parecer complicada al principio, pero una vez que se conocen todos los detalles, verás que una ventaja del autoabastecimiento es su sencillez.

A priori, hablamos de la energía del sol que, mediante placas solares se transforma en energía eléctrica. La corriente continua producida es transformada en corriente alterna por el inversor solar. Esta energía se utiliza para el autoabastecimiento de la vivienda.

Tipos de autoconsumo

Estos son los 4 principales tipos de autoconsumo:

1.- Autoconsumo fotovoltaico residencial

Se divide en autoconsumo conectado a la red o desconectado. También podemos hablar de autoconsumo con o sin excedentes vertidos a la red:

  • En el caso del autoconsumo conectado a la red, la instalación tiene dos conexiones:
    • Una al sistema eléctrico de la vivienda.
    • Otra, a la red de distribución.
  • El autoconsumo aislado, por otro lado, supone la desconexión total de la red de distribución. Implica que, de no contar con baterías o almacenamiento de energía, la vivienda no tendrá energía eléctrica. Por eso, se complementará con algún sistema de almacenamiento de energía solar.

2.- Autoconsumo conectado a la red

En el caso del autoconsumo conectado la energía se puede verter a la red, obteniendo una compensación por los excedentes:

  • Si la instalación es aislada, la energía se puede almacenar en baterías y el dueño de la misma puede disponer de ella en cualquier momento. Dependiendo de las necesidades y qué busca cada propietario de vivienda, se puede optar por una u otra.
  • No obstante, el sistema conectado a la red se llega a repagar solo mediante la compensación de excedentes. Por otro lado, en el caso de las aisladas, no se benefician de la compensación de excedentes.

3.- Uso individual o compartido

  • Las instalaciones individuales son propiedad de una persona, mientras que las de uso compartido se establecen entre varios propietarios o incluso una comunidad solar.
  • El autoconsumo compartido es cuando a la misma instalación están conectadas varias viviendas o una comunidad de vecinos. En las comunidades de vecinos donde hay un sistema instalado, se suele usar para zonas comunes como los pasillos del edificio, garajes o motores para la piscina.

4.- Autoconsumo fotovoltaico industrial

Se diferencian de las residenciales principalmente por:

  • El tamaño, que suele ser muy superior.
  • El consumo energético.
  • Las horas en las que se consume energía, que son tanto de día como de noche, a diferencia de una residencia donde se crean patrones del consumo de energía a lo largo del día.

 

Si te interesa el autoconsumo fotovoltaico puedes consultar nuestra oferta.

Avatar photo

Gestión contenidos del blog.