Postura correcta al volante para una conducción segura

Postura correcta al volante para una conducción segura

La espalda es una de las partes del cuerpo que más se fuerza a lo largo de nuestra vida. Las acciones de fuerza, las posturas mal realizadas y la actividad sedentaria la afectan de forma determinante. A la hora de conducir, sobre todo en esta época que se hacen viajes más largos, es fundamental adoptar una postura correcta.

1.- La distancia del asiento

Cuando estés sentado tus glúteos estarán en el ángulo que forman la banqueta y el respaldo. Ahora, comprueba que cuando pisas el embrague a fondo con tu pie izquierdo tu rodilla tiene que estar flexionada.

2.- Una correcta altura del asiento

Los nuevos automóviles proporcionan un regulador de altura en el asiento del conductor. Es fundamental para evitar que los muslos queden demasiado cerca del volante. Es recomendable conducir con el asiento lo más bajo posible, ya que la estabilidad es mayor y el conductor se ve menos afectado por los movimientos de la carrocería, combinado siempre con una buena visibilidad.

3.- La inclinación del respaldo, ajustada

La postura correcta se consigue con la espalda apoyada en el respaldo y cuando, con el brazo extendido, la muñeca llegue a apoyar sobre la parte superior del volante. De esta manera, los brazos irán ligeramente flexionados para conducir con precisión.

4.- Una altura correcta del volante del coche

Los coches llevan ajuste en altura del volante, pero no todos incluyen el ajuste en profundidad, algo muy recomendable para conseguir una posición de conducción óptima. El ajuste en profundidad te ayuda a regular el volante en función de la inclinación del respaldo para que la muñeca se apoye perfectamente sobre él.

5.- La correcta posición de las manos en el volante

Se recomienda colocarlas en la posición ‘diez y diez’ imaginándote que el volante es la esfera de un reloj.

6.- El reposacabezas, un elemento fundamental

Para que la posición sea del todo segura tienes que tener en cuenta el reposacabezas. Su función es reducir las lesiones de cuello en caso de accidente. Para colocarlo correctamente debe coincidir la parte superior del reposacabezas con la altura de tus ojos.

7.- La seguridad del cinturón

El cinturón de seguridad hay que llevarlo puesto, sí, pero también ajustado. De poco sirve si está flojo y no puede realizar su función.

8.- Los espejos retrovisores del interior y los exteriores

Los espejos retrovisores tienen que estar perfectamente regulados para cumplir su función. El espejo retrovisor interior debe alinearse con la luneta trasera para conseguir el mayor campo de visión. Ajusta asimismo los espejos retrovisores exteriores para evitar siempre los ángulos muertos.

 

Recuerda que para tener una conducción segura completa debes estar siempre por un buen seguro de automóvil.

Nuestro seguro de automóvil te solucionará todos tus problemas ante situaciones de siniestros

Gestión contenidos del blog.