No siempre seremos jóvenes…

No siempre seremos jóvenes…

Con todas las noticias que se leen y se escuchan en los medios, no paro de darle vueltas a cuál será mi situación una vez que me jubile. Así que he tomado la decisión de preocuparme de tener unos ahorros cuando llegue el tan “ansiado” momento de la jubilación.

Confío en que las expectativas mejoren, aunque no encuentro ningún foro, artículo o entrevista que así lo indique. Lo cierto es que no sé a qué edad me voy a jubilar, y no sé qué pensión me va a quedar. Teniendo en cuenta un ceteris paribus en la política de la Seguridad Social en pensiones, y usando  el simulador de rentas de Grupo Cooperativo Cajamar, cuando me jubile, lo haré con una pensión que me va a permitir tener el 54% del poder adquisitivo de mi última nómina.

¿Está bien? ¿Está mal? Yo quiero viajar, apuntarme a clases de baile, de pintura, salir a cenar los jueves porque el viernes no tengo que madrugar, irme de excursión los fines de semana, en definitiva, disfrutar de la vida. Con la pensión no será suficiente.

¿Cómo lo hago?

Abrir una cuenta y realizar traspasos todos los meses sería una opción, ahora bien, para mi hay dos inconvenientes: uno, que tan fácil entra, sale de esa cuenta, ante un imprevisto, un mes achuchado o un capricho, puedo hincarle el diente. Y dos, la inflación no perdona, los precios suben y las cuentas no están remuneradas, por lo que ese dinero ahorrado también perderá poder adquisitivo. No me convence.

Contratar un plan de pensiones, es una forma de ahorrar disponiendo sólo del dinero cuando te jubiles (existen contingencias o supuestos excepcionales de liquidez regulados en la normativa de planes y fondos de pensiones que espero no tener que usar), el inconveniente uno lo supero, ya que no puedo sacar dinero cuando yo quiera, y el inconveniente dos también puede superarse, decidiendo un buen plan adaptado a mi, en mi caso el Gestión Futuro 50, sin hacer yo nada, cada año revisará los porcentajes de renta fija y renta variable, optimizándolos para adaptarse al plazo del tiempo hasta mi jubilación. Cuando el plazo de inversión es largo la mejor opción es aprovechar el alto potencial de revalorización de la renta variable, mientras que cuando la fecha objetivo de jubilación se aproxima es conveniente tener una inversión más conservadora en la que prime la renta fija. Vuelvo al simulador, y aportando lo máximo que mi permite la normativa, ahora son 2.000€/año (el Gobierno plantea en los Presupuestos Generales del Estado de 2022, reducir a 1.500 euros la aportación máxima a los planes de pensiones individuales) mi poder adquisitivo se ha incrementado al 67%…no está mal.

Aun así, ¿será suficiente?

 Quizás con el tiempo tenga que hacer reformas en casa, contratar una persona que me ayude con la casa, mil cosas, si puedo ahorrar más, ¿por qué no hacerlo? ¿por qué limitarme por lo que diga la normativa de planes y fondos de pensiones?

Si detrás de un plan de pensiones hay una cartera de fondos de inversión, ¿por qué no invertir directamente en ellos? Me pongo a bichear en la web de fondos de Cajamar, y encuentro el apartado “¿Qué necesitas saber a la hora de invertir?”, leerlo me aporta los conocimientos básicos para saber que sí quiero invertir en ello.

Desde casa, con la Banca Electrónica, me abro mi primer fondo con 100€ y creo que complementaré mi ahorro mensual en planes con este ahorro en fondos. Tanto en planes de pensiones como en fondos, yo decido qué ahorro realizar, lo puedo hacer periódico, yo lo prefiero así, ahorrar un poco todos los meses, o lo puedo hacer en momentos puntuales: pagas extraordinarios o mes con superávit de ahorro.

 

 Si tengo dudas, siempre puedo acudir a mi oficina del Grupo Cajamar o a mi Banca Electrónica donde mi gestor me resolverá todas las dudas.