La importancia del reciclaje doméstico

La importancia del reciclaje doméstico

El término reciclaje se ha hecho presente en nuestro vocabulario diario. En las aulas de los colegios, los pequeños dedican muchas horas de actividades a la sostenibilidad y a aprender la importancia del reciclaje. Hay supermercados que ya no sirven, ni siquiera cobrando, bolsas de plástico para llevarnos a casa a la compra. Es como si hubiera empezado un movimiento y no parara nunca de crecer.

El reciclaje es necesario. Es un proceso cuyo objetivo, según define Wikipedia, es convertir desechos en nuevos productos o en materia prima para su posterior utilización. El reciclaje es una de las partes imprescindibles en la regla de las 3R: Reducir, Reciclar y Reutilizar, para tener un mundo verde y sostenible.

Cada vez se recicla más y mejor

El reciclaje en datos demuestra la importancia de esta práctica que nace en nuestros propios domicilios con el esfuerzo de todos en reciclar. En efecto, gracias a la colaboración de todos, hemos conseguido que en España ya se recicle el 77,1% de los envases de plástico, latas y briks y los envases de papel y cartón.

Además, en 2017, cada habitante depositó 13,96 kg de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo (+5,76% que en 2016) y 16,1 kg (+3,87% más que en 2016) en el contenedor azul, en todo el territorio nacional.

Esto ha sido posible gracias a la colaboración de 47 millones de ciudadanos, 8.000 ayuntamientos y más de 12.000 empresas. En concreto, a través de la red de 378.272 contenedores amarillos y 212.852 contenedores azules distribuidos por toda la geografía española, (12.893 más que el año anterior) se ha logrado que el 99% de los españoles tengan acceso a la recogida selectiva de estos residuos con una media de un contenedor cada 100 metros.

5 razones para reciclar

Además de la concienciación y de los datos, hay cinco razones que muestran por qué es importante reciclar:

  1. Ahorramos energía y luchamos contra el cambio climático.
  2. Usamos menos materias primas.
  3. Fabricamos nuevos productos.
  4. Creamos puestos de trabajo.
  5. Preservamos el medio ambiente

¿Qué y dónde se puede reciclar?

Las diferentes opciones de reciclaje doméstico son:

1.- Contenedor amarillo

Donde se reciclan:

  • Botellas y envases de plástico: productos de higiene y limpieza, tarrinas, bandejas, envoltorios y bolsas.
  • Envases metálicos: latas, bandejas de aluminio, aerosoles, botes de desodorante tapas y tapones metálicos.
  • Briks de leche, zumos, sopas.

2.- Contenedor azul

  • Papel y cajas de cartón: envases de alimentación, calzado, productos congelados, papel de envolver, papel de uso diario.

3.- Contenedor verde

  • Botellas de vidrio: vino, cava o licores.
  • Frascos de vidrio: perfume, colonia o similar.
  • Tarros de alimentos: mermelada, conservas, vegetales.

4.- Contenedor normal

Es el contenedor para otro tipo de residuos como alimentos, plantas, materiales orgánicos.

5.- Aceite

Muchas ciudades tienen contenedores para depositar el aceite usado en las cocinas de casa.

6.- Pilas

De igual forma, hay contenedores repartidos por distintos puntos de las localidades donde se depositan las pilas, altamente contaminantes, para su reciclaje.

7.- Muebles

Contacta con tu Ayuntamiento para preguntar por el servicio de recogida y reciclaje de muebles y enseres. Suele estar regulado y es un servicio gratuito.

8.- Puntos limpios

Están situados en las afueras de las localidades y son los lugares adecuados para dejar la basura como los electrodomésticos viejos o cualquier tipo de aparato tecnológico. Son gestionados por los propios Ayuntamientos.

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Gestión contenidos del blog.