La energía fotovoltaica en el hogar

La energía fotovoltaica en el hogar

La energía fotovoltaica a pesar de estar de moda, sigue siendo aún una gran desconocida. Para empezar, hay que saber diferenciar entre tres energías fundamentales:

1.- Fotovoltaica

La más común. Consiste en transformar los rayos solares en energía mediante el uso de paneles o células. El silicio es el material principal de los paneles solares. Este elemento, al ser excitado por la luz solar, hace que los electrones se muevan libremente, generando una corriente eléctrica.

2.- Fototérmica

Absorbe la radiación en depósitos de agua y la transforma en calor, que sirve para calentar fluidos y emplearlos en la calefacción.

3.- Termoeléctrica

Transforma la energía solar en electricidad de manera indirecta, utilizando la energía fototérmica para aumentar la temperatura de un fluido hasta que se evapore. Dicho vapor activa una turbina que empieza girar y generar energía cinética. La turbina es conectada a un generador y el movimiento produce electricidad.

 

5 beneficios de la fotovoltaica

Una vez que conocemos las diferencias entre estos tres tipos de energía, hay que descubrir los beneficios de usar la energía solar fotovoltaica en el hogar:

  1. Energía limpia y sin ruidos. Uno de los beneficios de usar la energía solar fotovoltaica en el hogar es que es una energía limpia y totalmente silenciosa, por lo que no encontrarás ningún tipo de problema si se quiere hacer la instalación en una zona residencial. Los vecinos no podrán quejarse por ruidos en su funcionamiento.
  2. Larga duración. El coste de la instalación de los paneles solares lo amortizarás sin problema ya que se trata de equipos muy duraderos, con una media de 25 años de vida útil.
  3. Poco mantenimiento. Otro de los beneficios de usar la energía solar fotovoltaica en el hogar es que el mantenimiento del equipo es muy fácil. Esto sumado a la durabilidad de los mismos supone una gran ventaja. En muchas ocasiones es suficiente con realizar las revisiones periódicas establecidas.
  4. Mayor valor. Las viviendas que cuentan con la instalación de energía solar fotovoltaica cuentan con una valor añadido frente al resto, por lo que el valor de la propiedad también se verá incrementado. Se hará una mejor tasación para tu hogar, así que de cara a su venta saldrás beneficiado.
  5. Ahorro. La factura mensual también hará que tu cara dibuje una sonrisa. Otro punto a destacar como uno de los beneficios de la energía solar fotovoltaica en el hogar será el ahorro económico que supondrá cada mes para la economía familiar.

 

Una inversión rentable

Es cierto que para instalar equipos y transformar la energía solar en corriente eléctrica se necesita una inversión inicial, pero lo cierto es que a la larga resulta bastante rentable.

De este modo, por una instalación cuya media de inversión sea unos 30.000 euros, puedes recuperar dicha inversión en un plazo de entre 8 y 11 años.

Avatar photo

Gestión contenidos del blog.