Skip to main content

Viajar solo a cualquier punto del planeta es un reto personal que mezcla un autoconocimiento de uno mismo con todo tipo de aventuras. Es una experiencia muy recomendable pero hay que estar preparados para esta forma de viajar.

1.- Gestión de la soledad

Es el primer paso para el éxito de la aventura de viajar solo. Hay que manejar un sinfín de emociones, tensiones, nervios. La preparación del viaje, la elección del destino, la búsqueda de información, los desplazamientos para luego, al final,llegar a nuestro objetivo y estar solos. La gestión de la soledad es por tanto importantísima.

2.- Conócete a ti mismo

La primera vez que viajas solo es un paso hacia la autodescubrimiento y la confianza en ti mismo. Es un viaje que te lleva más allá de tus límites, te enseña lecciones valiosas y te permite explorar el mundo de una manera única. 

3.- Empieza por algo que te quede a mano

Lo mejor es elegir un destino seguro y conocido para tu primer viaje solo. La consecuencia es que estarás tranquilo y aprenderás a viajar solo en un entorno fuera del tuyo.

4.- Apuesta por una planificación flexible

Prepara un itinerario básico que incluya detalles como alojamiento y transporte, pero evita planificar cada minuto de tu viaje. Deja espacio para la espontaneidad y la libertad de tomar decisiones sobre la marcha.

5.- Ábrete y conoce a otros turistas y viajeros

Busca la forma de encontrarte y conectar con gente local de los sitios a los que vas. Por ejemplo, evita los hoteles más turísticos y busca hostales o casas que alquilan habitaciones, participa en sus actividades,… Esta forma de viajar te permitirá hacer nuevos amigos y compartir experiencias.

6.- Confía en tus instintos

Tu intuición es un recurso valioso. Si algo no se siente bien o seguro, no dudes en cambiar de rumbo o tomar precauciones adicionales. La seguridad es primordial en cualquier viaje en solitario.

7.- Escribe un diario de viaje con tus experiencias

Documenta tus experiencias, pensamientos y emociones en un cuaderno o en digital. Esto no solo te ayudará a recordar tu viaje, sino que también te permitirá reflexionar sobre tu crecimiento personal a medida que avanzas en tu aventura en solitario.

8.- Abre tu mente y sé sociable

La clave para disfrutar de un viaje en solitario es mantener una mente abierta y estar dispuesto a interactuar con quien te encuentres. Aprovecha esta diversidad para aprender y enriquecer tu experiencia. 

9.- Respeta el espacio personal

Si viajas solo pero con un grupo es importante reconocer y respetar el espacio personal de los demás. No dudes en explorar por tu cuenta si lo deseas, pero también sé consciente de los deseos de tus compañeros de viaje.

10.- Sé flexible y adaptativo

Los viajes pueden ser impredecibles, y es probable que surjan cambios en el itinerario o desafíos inesperados. La flexibilidad es tu mejor aliada en estas situaciones. Mantén una actitud positiva y adaptable. 

 

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Gestión contenidos del blog.