Abierto 24 horas al día para todo

Abierto 24 horas al día para todo

Es como la clásica adivinanza: ¿Quién está mejor que nunca a los 50 años de edad y trabajando 24 horas al día? La respuesta es el cajero automático, esa caja metálica y con un teclado que ha pasado de ser un mero dispensador de dinero en efectivo a una terminal activa en la que se pueden realizar un buen número de operaciones, incluidas el ingreso en efectivo o el pago de recibos, multas o impuestos.

En su versión mejorada, ésta misma que ofrece servicios plenos, su denominación es ‘full equip’, que en la traducción de la acepción anglosajona significa ‘equipamiento completo’

El cajero automático nació para responder a una necesidad: las oficinas bancarias cierran, como cualquier otro comercio. Para paliar la imposibilidad de poder tener dinero en efectivo en cualquier momento del día y cualquier día del año, John Shepherd-Barroncuando, hace ya casi medio siglo años, decidió solventar este ligero contratiempo e inventó en Londres el primer cajero automático.

El invento de Shepherd-Barron fue inaugurado un 27 de junio de 1967 en Londres en la sucursal de Barclays Bank de la calle Enfield. Así, fue la primera en albergar el que se considera el primer cajero automático del mundo.

Cajeros automáticos: Full o Cash

Un cajero automático es una máquina expendedora usada para extraer dinero utilizando tarjeta de plástico con banda magnética o chip (por ejemplo, tarjeta de débito o tarjeta de crédito), sin necesidad de personal del banco.

Los cajeros automáticos varían dependiendo de la necesidad de cada banco. Principalmente se dividen en dos tipos: ‘full’ y ‘cash’. Los cajeros automáticos ‘full’ son aquellos que permiten extraer dinero como así también realizar depósitos (mediante sobres). Estos cajeros suelen estar dentro de los bancos, ya sea sólo o con alguno más, otro ‘full’ o ‘cash’, pero éste suele ser el cajero principal, la sucursal.

Operaciones disponibles en cajeros automáticos Full Equipe

¿Qué tipo de operaciones pueden realizarse en los cajeros ‘full equip’?: Una lista de operaciones posibles sería la siguiente:

  • Pagos de recibos y tributos: Puede pagar sus recibos, los del suministro de agua o luz, así como los tributos locales de su ayuntamiento, los impuestos de la AEAT y de la Junta de Andalucía e incluso el borrador del IRPF. Además, recibos no normalizados tales como los emitidos por su Comunidad de Vecinos o la Asociación de Padres de Alumnos. Los datos del recibo o impuesto se pueden introducir manualmente o a través del escáner del cajero, ahorrándonos así tener que teclearlos. El importe será cargado a la cuenta de la tarjeta o de la libreta, siendo posible el pago en efectivo solo en aquellos cajeros que tengan aceptador de billetes y dispensador de monedas.
  • Traspasos y transferencias: Puede realizar traspasos de fondos entre sus cuentas en Cajamar y, en cajeros con pantalla táctil, también transferencias a otras cuentas de Cajamar o de otras entidades.
  • Anticipo de pensión: A partir del 25 de cada mes (o día siguiente hábil), los pensionistas pueden anticipar su pensión del Instituto Nacional de la Seguridad Social e Instituto Social de la Marina, abonándose en su cuenta.
  • Ingresos y depósitos: Estas operaciones nos permiten abonar en las cuentas importes en efectivo:
    • Ingresos: En los cajeros con aceptador de billetes, podemos introducir los billetes directamente, el cajero los contará y se ingresará el importe en la cuenta en el momento.
    • Depósitos: Se introduce el dinero en un sobre indicando al cajero la cantidad a depositar. El abono en la cuenta se realiza con retención hasta que el dinero sea contado el día siguiente hábil.
  • Recargas: tarjetas prepago y de móviles: Es posible recargar tarjetas de móviles, así como tarjetas prepago asociadas a nuestra tarjeta. El saldo de su tarjeta móvil o prepago aumentará al instante, recibiendo en el caso de las tarjetas de móviles un SMS confirmando la recarga.
  • Operaciones con tarjetas de crédito: Se puede:
    • Consultar el importe de la próxima liquidación, así como de las liquidaciones anteriores.
    • Gestionar el crédito:
      • Aumentar el crédito de la tarjeta, con cargo a la cuenta asociada a la tarjeta.
      • Realizar una disposición del crédito, lo que conlleva un abono en la cuenta asociada.
    • Otras formas de operar. Entre las que se encuentran:
      • NFC-Contactless. Alguno de los cajeros están dotados con la tecnología NFC lo que permite su uso con tarjetas contactless, pudiendo hacer uso del cajero solo con situarlas sobre la pegatina indicadora de la señal NFC. No es necesario introducir la tarjeta en el lector ni sacarla de la cartera, solo basta con acercarla, en unos segundos podremos operar con normalidad.
      • Menú Accesible. Es un menú simplificado con un tamaño de fuente mayor para una fácil lectura, disponible tanto para tarjeta como libreta.
      • Operaciones con libreta. En los cajeros que tengan impresora de libretas se pueden realizar varias operaciones, desde actualizar la libreta a anticipar las pensiones pasando por la retirada de efectivo.
      • Operaciones sin tarjeta ni libreta. También es posible realizar algunas operaciones sin utilizar la tarjeta ni la libreta. Entre ellas se encuentra el Hal Cash, que es un servicio de entregas de dinero instantáneo a través de Cajeros automáticos, sin necesidad de que el beneficiario disponga de ningún tipo de tarjeta o libreta. Tan sólo habrá de disponer de un teléfono móvil, en el que recibirá los datos necesarios para realizar la operación. La orden de pago se puede realizar a través de Banca Telefónica, Banca Electrónica o en una oficina.
      • También podemos pagar recibos con efectivo en aquellos cajeros que disponga de ingresador y dispensador de monedas.

Gestión contenidos del blog.