Banner
La senda del elefante del software

La senda del elefante del software

Los cuatro dragones asiáticos, el dragón chino y el elefante indio, un libro de la selva de la tecnología, de la innovación y del nuevo equilibrio económico en el mundo globalizado tiene un apunte especial en la Joya de la Corona, nombre con el que se conoció durante siglos a la India por el Imperio Británico.

En efecto, superpoblada y todo un subcontinente en sí mismo, este país es una fábrica de tecnología. Y, tan importante como lo anterior, de cerebros, de superdotados, de inteligencia. La materia gris que permite el cambio, la evolución, la innovación en esta sociedad de la información del siglo XXI.

India, una potencia tecnológica

La India -oficialmente República de la India -, es un país ubicado en el sur de Asia. Con sus más de 1.240 millones de habitantes, es el segundo país del mundo por población, después de la República Popular China (con 1370 millones) y la democracia más populosa del mundo.

Hogar de la cultura del valle del Indo y una región histórica por sus rutas comerciales y grandes imperios, el subcontinente indio fue identificado por su riqueza cultural y comercial en la mayor parte de su larga historia.

Aparecen con estas descripciones del país unas cuantas claves de cómo ha logrado la India convertirse en la gran potencia tecnológica que es. Su población, su extensión, y su tradición comercial que empieza con las rutas comerciales hasta la colonización británica.

Ahora, ya de su propia mano, y con base en una educación que es modélica, logra llegar este siglo XXI a ser el núcleo de la producción de tecnología y software. Si China es la fábrica del mundo, India es la conexión del mundo.

La estructura educativa India se basa en cinco niveles fundamentales: 

  • Preescolar.
  • Escuela primaria.
  • Secundaria.
  • Educación superior (universitaria).
  • Postgrado.

Las universidades se encuentran bajo el control del Ministerio de Recursos Humanos y Desarrollo. Existen 18 universidades importantes llamadas ‘Central Universities’ que son financiadas por el gobierno, lo que les otorga una ventaja con respecto a los demás centros.

Primer exportador mundial de software

Los Institutos de Tecnología Indios están situados entre los 50 primeros puestos del mundo y los segundos en el campo de la ingeniería. Sólo superados por el Instituto Tecnológico de Massachussetts (Massachussetts Institute of Technology) según detalla el Times Higher World University Rankings. El sector privado ha irrumpido de manera fuerte en la educación superior india gracias a una decisión del gobierno que permite que la educación sea universal.

Con todas estos factores a favor, desde los años noventa, India ha experimentado un espectacular desarrollo determinado por el auge de las nuevas tecnologías hasta el punto de convertirse en el primer exportador mundial de software y servicios informáticos.

También es el país con mayor número de ingenieros cualificados y el tercero con mayor reserva de mano de obra tecnológica. Todo ello lo sitúa entre uno de los cinco países con mayor potencial para la inversión extranjera, según la última entrega de las Notas de Análisis y Prospectiva de la Fundación AUNA.

Bangalore, urbe informática

Bajo el nombre de “La India: el elefante de la industria del software“, el estudio elaborado por la Fundación AUNA señala cómo el elefante asiático podría ser uno de los grandes beneficiados por los procesos de internacionalización del sector tecnológico, que en India ha pasado de rondar los 20 millones de dólares en 1990 a superar los 12.800 millones en 2004.

En India se encuentran 42 de las 52 empresas de software certificadas con el nivel superior en calidad, 20 de ellas en la misma ciudad: Bangalore. Esta urbe reúne a 240.000 empleados de la industria del software y servicios informáticos, un número más que significativo al considerar que en Silicon Valley trabajaban 175.000 personas en 2004.

El éxito de India, según el informe, se debe a varios factores:

  1. La innovación e investigación del sector académico.
  2. La determinación empresarial.
  3. El apoyo institucional.
  4. La mano de obra altamente cualificada.
  5. Los altos estándares de calidad, unidos al acceso a mercados aún no explorados.

El 72% de la producción se dedica a la exportación, principalmente a EE.UU. (62%). Esta industria representa el 17% del total de las exportaciones del país asiático. Las previsiones señalan que 2005 se cerrará con un incremento anual que ronda el 30%, alcanzando los 16.500 millones de dólares, 12.200 de los cuales corresponderán a la exportación.

La riqueza generada por esta industria, que hoy supone el 3,15% del PIB hindú y ocupa al 0,2% de la población, podría suponer el 11% del PIB a finales de la década. El estudio de AUNA también señala que a finales de la década la industria del software del país asiático alcanzará los 70.000 millones de dólares y dedicará 50.000 de ellos a la exportación.

 

Esta noche, a las 23:30 se emite el programa Conecta con el Mercado, patrocinado por Grupo Cooperativo Cajamar y que nos hablara sobre la experiencia de empresas españolas, que decidieron internacionalizarse en este país. Si

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Grupo de Gestión de Contenidos.