Banner
¿Frenamos el cambio climático?

¿Frenamos el cambio climático?

No solo está cambiando el planeta. También está cambiando nuestro estilo de vida. Diariamente hacemos acciones que están provocando un cambio climático. Esta es la principal causa del calentamiento global: Un cambio en la climatología del planeta que está llevando a muchas consecuencias graves en la salud pública.

Cada vez hay más desastres naturales y más fallecidos por olas de calor que provienen del calentamiento global. Los polos se están derritiendo. Y eso conlleva una importante crecida del nivel del mar. Es posible que, en unos años, ciudades costeras a lo largo de todo el mundo se vean absorbidas por el mar.

Causas del cambio climático

Puede ser que aún mucha gente se esté preguntado por qué está cambiando la meteorología. La respuesta está, por un lado, en que el planeta Tierra cambia por sí solo a lo largo de la historia. No obstante, desde que existe la civilización moderna, los científicos se han dado cuenta que últimamente la Tierra está cambiando de una forma especialmente rápida.

Según los científicos, el ser humano es el causante de este deterioro del clima. Dicen que durante los últimos 1.700 años, el ser humano ha dañado y alterado el planeta. Provocando en él cambios que están derivando en rápidas crecidas de temperatura.

Principalmente es por la cantidad de dióxido de carbono que liberamos. Químicamente conocido como CO2. Soltamos esta substancia al utilizar gas natural y combustibles. Así, como cada vez avanzan y surgen más herramientas que necesitan de este tipo de substancia, seguimos emitiendo cada vez más cantidad de CO2.

Otra de las principales causas es la deforestación. Cuando talamos bosques llenos de árboles, también se libera una cantidad inmensa de dióxido de carbono.

Además de la utilización de combustibles o la deforestación, otras de las causas que provocan el cambio climático son:

  • Generación de metano por parte del ganado en la agricultura: Debido a los fertilizantes nitrogenados que echamos en la tierra, el ganado suelta más cantidad de metano.
  • Procesos industriales contaminantes: La producción de las fábricas de todo el mundo contamina demasiado. Especialmente las producciones de acero y cemento. Dos de los materiales más utilizados en el mundo
  • Inmensa generación de residuos: Al producir tantos residuos y dejarlos al aire libre sin ningún tratamiento, éstos también sueltan metano contaminante.

Las cifras del calentamiento global

La primera cifra que avala este calentamiento global que estamos sufriendo es el aumento de gases de efecto invernadero (GEI). Dentro de los gases de efecto invernadero, encontramos los comentados anteriormente como el dióxido de carbono, el metano y demás.

El problema es que cada vez emitimos más gases de efecto invernadero. Según Ojo al clima, estamos aumentando un 2,2% la emisión de estos gases cada año. Una cifra muy preocupante si la comparamos con la siguiente: Entre 1970 y el año 2000, estos gases solo aumentaron un 1,3% de media anualmente.

De hecho, los científicos se han percatado de que la concentración de estos gases en la atmósfera es actualmente la más elevada en toda la historia. Siendo en Europa, China y los Estados Unidos las zonas donde mayor están concentrados.

En cuanto a las temperaturas, también observamos una fuerte crecida. La temperatura media del planeta Tierra, aumentó un grado entre 1880 y 2015. Además, en la superficie de los océanos también se está produciendo una crecida. Exactamente de 0,11 grados Celsius cada año.

¿Cómo frenamos el calentamiento global?

Los científicos apuntan que la clave para frenar este fuerte cambio climático reside en la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. En 2050 tendremos que haber reducido entre un 40 y un 70% la emisión de gases. Además, en 2100, tendremos que haber eliminado por completo cualquier tipo de emisión de GEI.

No obstante, para reducir las emisiones, es necesaria la inversión de cifras estratosféricas de dinero cada año hasta 2030.

La comunidad científica cree que para no alterar más la forma de vida de los seres humanos, la temperatura media puede crecer como máximo solo dos grados más. A partir de esa cifra, los cambios en la naturaleza y en la sociedad pueden dar muchos problemas.

Sin embargo, cada individuo también podemos ayudar a combatir este efecto invernadero. Existen pequeñas acciones que podemos hacer en nuestro día a día que sirven de gran ayuda. Por ejemplo:

  • Utilizar más el transporte público y menos el privado.
  • Reciclar más.
  • Plantar árboles.
  • Usar menos agua caliente.
  • Apagar los aparatos electrónicos,

Dicho lo cual, ahora que ya tienes una información más amplia sobre el calentamiento global, es aconsejable que pongas tu granito de arena para evitar futuros desastres.

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Grupo de Gestión de Contenidos.