Banner
Disfrutar del verano con la moto a punto

Las motos son para el verano

No solamente las bicicletas son para el verano, como nos recuerda el título de la película española. También hay otras máquinas de dos ruedas que esperan la llegada de la temporada estival para despertar de su estado de hibernación.

Las motocicletas son para el verano, en efecto, y hay que tenerlas a punto para disfrutar de los viajes que puedas programar en vacaciones.

Todos los fabricantes, especialistas, revistas especializadas y de consumo recomiendan una profunda revisión de nuestra motocicleta de cara al verano. Una puesta a punto, tan necesaria como útil, que te permitirá disfrutar de tu querida máquina al tiempo de garantizarte una seguridad completa.

Una revisión a fondo

Lo primero que hay que tener en cuenta en la puesta a punto de la moto son las ruedas. Presión y neumáticos tienen que estar en perfecto estado de revista. Son tus zapatos y tienen que estar con su presión adecuada y el dibujo perfecto en cada neumático. Esto permite adherirse al asfalto y poder gozar con las curvas con toda seguridad.

Los líquidos también son fundamentales para tu moto. Tanto el aceite como el agua cumplen su función si se encuentran en los niveles exigidos por el fabricante. Igualmente, mira con atención el estado del filtro del aire y límpialo si está sucio.

El sistema eléctrico incluye las luces y los intermitentes, que te permiten ver y ser visto. Además, en este sistema eléctrico se incluye el funcionamiento del claxon.

Otra pieza fundamental son los frenos. Se empieza por comprobar el nivel del líquido de frenos. Y se sigue por la comprobación del estado de las pastillas. Para esto último, tienes que agacharte y mirar, pero hay que saber que, muchas veces, una simple mirada no es suficiente para saber si las pastillas están en buen estado.

Por eso, debes recordar siempre el kilometraje que llevan y acudir a un mecánico si es preciso para que las desmonte y lo compruebe a ciencia cierta.

Cuida el estado de la batería

Por otro lado, si usas poco la moto durante el invierno y la primavera por el mal tiempo y las lluvias, lo más normal es que la batería se haya descargado. Si tienes un cargador de batería en casa, solucionado. Otra posibilidad es llamar al seguro. Muchos servicios te preguntan al teléfono si se trata de la batería, y ellos mismos acuden con un recargador y con un chispazo arrancan la moto. Luego tienes que rodar durante al menos media hora. Pero ten presente también que igual te conviene cambiarla por una nueva.

Además, hay que tener en cuenta que una revisión en profundidad de la moto, más allá de una puesta a punto, debe incluir la comprobación del estado de la transmisión, las manetas y la suspensión.

Por último, necesitarás buena ropa de verano para disfrutar de tu moto. Ten en cuenta que el 60% de las lesiones por abrasión en conductores de motos se produce en los meses de verano. Por tanto, utiliza siempre chaqueta y pantalón de moto, que los hay de verano, para combatir el calor y las altas temperaturas pero que protegen al motociclista en las caídas, guantes y botas y un casco integral homologado.

 

Si estas pensando en cambiar de vehículo, nuestra Máquina de #credirealidad puede cumplir tu ilusión…ademas, gestionandolo desde #BancaElectronica, no tienes gastos de formalización.

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Grupo de Gestión de Contenidos.