Banner
Combatir bulos y timos a través del correo y Whatsapp

Combatir bulos y timos a través del correo y Whatsapp

El desarrollo de internet y de las redes sociales, la proliferación de teléfonos móviles y todo tipo de dispositivos conectados a internet gracias a los planes de datos y a las redes wifi han tenido efectos positivos y consecuencias negativas.

Han encontrado su espacio particular, sobre todo a través de los sistemas de mensajería, los bulos o noticias falsas, las llamadas en inglés “fake news”, que recorren las redes a la velocidad de la luz desinformando y creando dudas en los usuarios.

Un bulo o noticia falsa, según recoge Wikipedia, “es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés ‘hoax’, con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos, especialmente Internet”.

Es conveniente diferenciar entre bulo y fraude:

  1. El fraude tiene normalmente una o varias víctimas específicas y es cometido con propósitos delictivos y de lucro ilícito.
  2. El bulo, por su parte, tiene como objetivo ser divulgado de manera masiva haciendo uso de la prensa oral o escrita así como de otros medios de comunicación. Evidentemente, Internet el más popular de ellos en la actualidad. De ahí que el bulo encuentre su máxima expresión e impacto en los foros, redes sociales y en las cadenas de mensajes de los correos electrónicos. Los bulos no suelen tener fines lucrativos o, al menos, ése no es su fin primario, aunque sin embargo pueden llegar a resultar muy destructivos.

5 claves para evitar la propagación de bulos

La proliferación de bulos que recorren las redes y los sistemas de mensajería telefónica también han causado reacciones para contenerlos, identificarlos y desenmascararlos. Facebook, sin ir más lejos, una de las redes sociales afectados por este problema, tiene publicado en su página oficial una suerte de manual para detectar noticias falsas.

Estos son algunos de los consejos que debes tener en cuenta para evitar propagar noticias falsas o bulos:

1.- Duda de los títulos

Los titulares son algo serio. En su definición académica suponen la quintaesencia de la noticia. Todo lo que no sea responder a las clásicas cinco preguntas de quién, cuándo, dónde, cómo y por qué aleja el tema de la certidumbre.

Y cuanto más increíble parezca y más nos sorprenda más tendremos que encender las luces rojas de alarma. Pareciera ser que estamos inclinados por naturaleza a creer lo que nos gustaría que sucediera en vez de lo que realmente ocurre.

2.- Observa con atención la URL

Es el lugar más propicio del mundo para instalar una caja de trampas. Un lugar lleno de código donde una coma arriba o algo que se asemeje a lo bueno abajo nos puede llevar a la confusión, que es precisamente lo que se pretende.

3.- Investiga la fuente

Fundamental. No es lo mismo leerlo en la Policía Nacional o la Guardia Civil o en alguien que no conoces de nada que te diga que lo ha visto en la Policía o en la Guardia Civil. Hay que ir a la fuente y comprobar. Nos evitaremos disgustos y contratiempos.

4.- Usa sitios de noticias y blogs reputados

El periódico de tu ciudad o la emisora de radio de toda la vida es un sitio web reputado y que está sobre el terreno. recurre a ellos para confirmar si lo que tienes entre manos es un bulo o una noticia.

5.- Presta atención a las fotos

Una vez manipulado el titular y el texto, no podrán contenerse y querrán manipular la fotografía. Mucho más sencillo de detectar. Presta entonces atención a vídeos e imágenes.

Y, recuerda, aplica siempre el sentido común y recuerda que son las personas cercanas los mejores prescriptores para conocer la verdad o falsedad de lo que has recibido.

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Grupo de Gestión de Contenidos.