Banner

Una dieta sana para combatir los excesos

Parece que la Navidad fue el año pasado porque, realmente fue el año pasado. Sin embargo, en estas primeras semanas del año tenemos que apresurarnos a combatir los excesos, la resaca navideña y tener en cuenta que siempre hay tiempo para volver a regular nuestra dieta alimenticia para comer rico, sano y bien.

Nos fijamos para este objetivo en los cinco consejos que la Organización Mundial de la Salud ha lanzado para mantener una dieta saludable tanto en Navidades como el resto del año. Además, te adjuntamos un listado de alimentos saludables en este mismo enlace.

La OMS informa que lo que comemos y bebemos puede afectar la capacidad de nuestro organismo para combatir infecciones. Así como la probabilidad de que desarrollemos problemas de salud en el futuro, como obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes y diferentes tipos de cáncer.

Por tanto, hay que seguir cinco pautas de forma fija que garantizan que nuestra dieta es saludable, como se recoge en esta información de Europa Press.

1.- Comida variada

Ningún alimento contiene todos los nutrientes que necesitamos por lo que la dieta debe contener una amplia variedad de alimentos. Entre ellos, debes alimentarte con trigo, maíz, arroz, patatas, legumbres como lentejas, mucha fruta fresca y verduras, y alimentos de origen animal, como carne, pescado, huevos y leche. Respecto a las técnicas, mejor cocinar al vapor o hervir en lugar de freír alimentos.

2.- Reducir la sal

La mayoría de las personas en todo el mundo consumen demasiada sal: en promedio, consumimos el doble del límite recomendado por la OMS que es de 5 gramos (equivalente a una cucharadita) por día. Lo mejor es aprender a sustituir la sal por otras especias y hierbas como pimienta o cilantro.

3.- Limitar el uso de ciertas grasas y aceites

Hay que reducir la mantequilla y abrazar el aceite de oliva. Además hay que limitar el consumo de carnes procesadas y, siempre, evitar todos los alimentos procesados, rápidos y fritos que contienen grasas trans producidas industrialmente. Se encuentran a menudo en la margarina, así como en los bocadillos pre-envasados y en los alimentos rápidos, al horno y fritos.

4.- Disminuir el consumo de azúcar

Demasiado azúcar no solo es malo para nuestros dientes, sino que aumenta el riesgo de aumento de peso poco saludable y obesidad. Lo que puede llevar a problemas de salud crónicos y graves. Lo más sencillo es evitar las bebidas y consumir agua.

5.- Limitar el alcohol

El alcohol es una parte de nuestra vida social, así que podría decirse que una buena forma de reducir su consumo es moderar nuestras salidas. No obstante, la OMS afirma que no hay un nivel seguro de consumo de alcohol; y para muchas personas, incluso los niveles bajos de consumo de alcohol, pueden estar asociados con riesgos significativos para la salud.

Equipo BLOG Grupo Cajamar

Gestión contenidos del blog.