Mindfulness en familia. Un proyecto para conectar

Los hijos no quieren padres perfectos, sino padres presentes.

Estamos viviendo una época en que las personas cada vez somos más conscientes de que no sólo hay que cuidarse físicamente sino mentalmente para lograr una salud plena.

El término MINDFULNESS ha entrado con fuerza. Su práctica ayuda a reducir el estrés, mejorar la gestión emocional y la capacidad de concentración. Pero esto no es nuevo, durante milenios la meditación ha ayudado a encontrar la paz interior.
En paralelo, el ritmo de vida que todos llevamos parece dificultarnos cada vez más dedicar tiempo de calidad a las personas que queremos. La presencia es el mejor de los regalos; pero ¿cuántas veces no nos proponemos reservar un rato al día, o a la semana, para nuestro hijo o nuestra hija?… ¿Y cuántas de esas veces fallamos en nuestro propósito porque el día a día nos
cambia los planes?… Así surge el proyecto de Mindfulness en Familia , que nace de:

  • El autoconocimiento y la búsqueda de la paz interior a través de la meditación. En definitiva, el vínculo con uno mismo.
  • El refuerzo del vínculo emocional con esa persona con la que queremos comprometernos a tener un rato especial cada semana, pero no somos capaces de “obligarnos” a ello, con nuestros hijos o hijas.

Vivimos en una sociedad cada vez con más prisas y cada vez más enganchados a las pantallas, lo que hace que no prestemos atención plena al momento presente . Vivimos en una multitarea constante y esto es , a su vez, lo que transmitimos a nuestros hijos. Los niños aprenden más a través de lo que ven que de lo que escuchan y la familia es una piedra angular.

Para organizar y centrar la mente es para lo que sirve el mindfulness, una técnica que requiere de entrenamiento pero cuyos resultados son enormes, tanto para adultos como para niños.

 

Entre los beneficios que tiene tomar conciencia de las distintas facetas de la existencia en el momento presente , se encuentra la reducción del estrés y la ansiedad, la regulación emocional , la mejora de la atención y la concentración , la disminución de la impulsividad y el aumento de la creatividad, la metacognición y la reflexividad.

Enseñar a los hijos a disfrutar del presente , construyendo una comunicación asertiva, es el mejor legado que se les puede hacer porque esto les va a permitir tener una mochila llena de recursos que les permitirá resolver los problemas que le aparezcan después, porque problemas van a tener. Esto es algo que los padres no podemos ni debemos evitar , pero sí
podemos acompañarlos en la búsqueda de soluciones.

Con nuestros Talleres de Mindfulness en Familia promovemos ese acompañamiento a través del camino de la práctica de la meditación creando un espacio seguro y divertido para compartir.

Coordinadora de Oficina de Igualdad y EX en GRUPO CAJAMAR. Facilitadora de MINDFULNESS