Los gastos de la Primera Comunión

Los gastos de la Primera Comunión

El Título I de la Constitución, denominado ‘De los derechos y deberes fundamentales’, en su capítulo segundo, sobre los ‘Derechos y libertades’, sección 1.ª ‘De los derechos fundamentales y de las libertades públicas’, en el artículo 16, dice:

1- Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

2- Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.

3- Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

España es un país de mayoría católica. La Conferencia Episcopal, al respecto, publica numerosos datos y estadísticas. Por ejemplo, se celebran 240.282 bautizos al año y 244.252 Primeras Comuniones.

Si tenemos en cuenta que, según el Instituto Nacional de Estadística, se producen en nuestro país 417.265 nacimientos (según los últimos datos oficiales publicados), estaremos de acuerdo con los porcentajes que hace públicos la propia Conferencia Episcopal, que revelan que las comuniones se mantienen en un 59% del total de niños y niñas nacidas en España, es decir, algo más de la mitad.

El coste real de la Primera Comunión

Del informe elaborado para la Unión de Consumidores de Andalucía este 2017 se desprende que la celebración de una comunión puede llegar a superar los 8.000 euros entre vestuario, complementos y banquete, artículos y servicios que suponen el mayor gasto, a los que hay que añadir el coste que la celebración tiene para los invitados en regalos, vestuario, peluquería,…

Para poder afrontar este gasto ponemos a tu disposición el servicio de  Credirealidad del Grupo Cajamar.

Después de décadas escuchando, atendiendo y entendiendo a nuestros clientes hemos desarrollado una fórmula para ayudarles a hacer realidad sus ilusiones… la hemos llamado Máquina de Credirealidad. El funcionamiento no puede ser más sencillo:

  • Se parte de tu nómina, tu pensión, el recibo de autónomo, una factura proforma, la antigüedad, la actividad o la declaración IRPF.
  • Y en 24 horas, con agilidad, sencillez, rapidez, sin intervención de fedatario publico, puedes cumplir tu sueño gracias a la Credirealidad.

Gestión contenidos del blog.