España tiene el parque móvil más viejo de Europa

España tiene el parque móvil más viejo de Europa

España es el país de Europa donde circulan los vehículos más antiguos. Nos cuesta más que a otros países cambiar de coche. Aparentemente no parece un problema, pero en realidad sí que lo es. Al fin y al cabo, cuantos más años tenga un vehículo, más probabilidad de sufrir averías y accidentes tiene.

El parque móvil más viejo de Europa

Según un estudio de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles, los vehículos en España tienen una media de vida de 11,7 años. Es decir, que desde que se fabrica cada automóvil hasta que este se deja de utilizar pasan 11,7 años de media.

Si lo comparamos con las cifras de otros países, nos damos cuenta de que la media de Europa es de 9,7 años. Estamos hablando de que en España se utilizan los coches dos años más que en otros países.

Estos datos no solo alertan de que tenemos el parque móvil más viejo de España. También se puede observar que es el momento en la historia automovilística de España en el cual esta cifra es más alta. Por lo tanto, se trata de un indicador de que cada vez cambiamos nuestros coches más tarde.

Una cifra sorprendente es que el 56% de los coches que están circulando por España tienen más de 10 años. Además, si seguimos en esta línea, dentro de unos años más del 60% de los coches superarán los 10 años de edad.

La principal razón de esta situación es la crisis financiera que ha afectado al país. Es lo que justifica la bajada de ventas de coche nuevos y el aumento de la oferta en coches de segunda mano. Se han ido comprando menos coches de kilómetro cero y, al mismo tiempo, cada vez se han ido comprando coches de segunda mano a otros particulares.

Los riesgos de esta situación

La mayoría de la población debería de estar informada de que cuando un coche supera los 10 años de edad, se duplica el riesgo de accidente. Dicho lo cual, en España el 56% de los coches tienen el doble de riesgo que los coches nuevos. Además, en casos extremos en los que un automóvil llega a los 14 años, estamos hablando del triple de riesgo. La edad de un vehículo determina las posibilidades de éste de sufrir un accidente.

Pero parece que a las personas nos gusta mantener el coche durante años. Con lo que no solo estamos jugando con la salud de nuestro coche. La verdad es que se pone en riesgo la propia salud del conductor, sus acompañantes y los demás coches y peatones que se encuentren a su alrededor.

Según el organismo independiente Euro NCAP, los coches modernos tienen ciertas prestaciones que aportan mucha más seguridad que los coches antiguos. De esta manera, las personas podremos sentirnos más seguras a la hora de emprender nuestros viajes. Por eso, es recomendable adquirir un coche más nuevo.

No solo podemos ahorrarnos disgustos en salud, sino que también se puede ahorrar. Un coche antiguo es más propenso a sufrir averías cada menos tiempo. Unas averías que cuesta dinero arreglarlas. Es posible que se dé el caso de que lo que te ahorras por no comprar un coche nuevo te lo estés gastando en averías.

Otro de los riesgos de esta situación es la contaminación que los coches antiguos emiten. Los niveles de dióxido de carbono que emiten los coches modernos son muy inferiores a los de los antiguos. Entonces, al tener el parque móvil más antiguo de Europa, somos de los que más contaminamos.

¿Compramos un coche nuevo?

Seguramente pienses como el resto de la población. Crees que es más rentable tener un coche nuevo que uno antiguo. No obstante, sabemos que, en estos tiempos, comprar un automóvil nuevo supone una importante inversión de capital.

Por este motivo, debes aprovechar opciones como el servicio de credirealidad de Cajamar, que otorga créditos con el fin de que las personas hagan realidad su deseo. Como, por ejemplo, comprar un coche nuevo.

Para ello, lo primero que debes hacer es contarnos cuál es tu deseo, bien sea comprar un coche u otro. Seguidamente, tendrás que indicarnos cuáles son tus fuentes de ingresos (nóminas, pensiones, etc.). De esta manera podremos cerciorarnos de que podrás pagar el crédito. Por último, pasaremos a estipular en cuanto tiempo quieres pagarlo. Una vez hechos estos tres pasos, recibirás tu dinero de una manera fácil y rápida.

Al fin y al cabo, hay ciertas ocasiones en las que merece la pena invertir en compras concretas. Mucho más si gracias a ello podemos curarnos en salud a la hora de tener un accidente.

Gestión contenidos del blog.