Cómo evitar fraudes con tu tarjeta de crédito en el Black Friday

Cómo evitar fraudes con tu tarjeta de crédito en el Black Friday

El próximo viernes, 25 de noviembre, se celebra el Black Friday, en español, viernes negro, aunque nadie lo utiliza popularmente. Es una jornada de compras que inaugura la temporada navideña importada directamente de Estados Unidos.

Se celebra después del Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day), empezó a irrumpir en España hace unos años y ahora se ha consolidado. Su gancho comercial son significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y, sobre todo, en los grandes almacenes, supermercados y grandes franquicias.

Es precisamente en este punto donde debe entrar la precaución. Una cuestión es hacer negocio y otra ofrecer duros a cuatro pesetas, o euros a cincuenta céntimos. En una operación comercial global donde entran en juego millones de productos, de clientes y de euros, las trampas y los fraudes también están a la orden del día. Por esta razón, hay que ser precavidos.

1.- Controla tus tarjetas

Los medios de pago característicos online son las tarjetas. Tu entidad bancaria te ofrecerá todas las seguridades. La doble confirmación antes de hacer un pago vía web y, posteriormente, a través de tu teléfono, es una garantía. De igual forma, las notificaciones inmediatas te servirán para sentirte seguro y con tus pagos bajo control.

2.- Limpia tu buzón de entrada

Black Friday es como un día de Carnaval o de las fiestas de tu ciudad. Los carteristas se ponen las botas. El proceder es igual en el mundo virtual y los correos electrónicos y las redes sociales pueden convertirse en la forma en que el fraude llegue a ti.

 

Desconfía de las ofertas jugosas e increíbles, nunca pongas tus claves en páginas desconocidas y verifica el remitente. Mantener limpio el buzón de entrada y desconfiar de las ofertas a través de redes sociales es una buena manera de evitar las trampas.

3.- Comprueba las webs

Los protocolos de seguridad en internet permiten verificar las páginas web. Para comprobar que una web es segura, localiza un candado verde que aparece en la barra de direcciones, o fíjate si la URL del comercio empieza por HTTPS o SHTTP. Es lo que te garantiza en principio la seguridad de la página.

4.- Date una vuelta por la tienda

Al igual que en el mundo real, date una vuelta por la tienda virtual antes de comprar esa gran oferta que te ha enganchado. De igual forma, busca comentarios y opiniones de otros usuarios para evitar sorpresas desagradables.

5.- Prohibido conectarse a Wi-Fis públicos

Es por una cuestión de seguridad. Las redes de Wi-Fi públicas no suelen requerir autenticación para conectarse a ellas, lo que es un caldo de cultivo ideal para que los ciberdelincuentes puedan acceder sin dificultades a cualquier dispositivo conectado a esa red.

6.- Olvídate del 1-2-3-4

Hay que proteger tus contraseñas. Que tengan al menos 8/10 dígitos y que combinen letras mayúsculas con minúsculas, símbolos y números. Además, es recomendable utilizar nombres de usuario y contraseñas únicos y diferenciados para cada una de las cuentas.

7.- Utiliza la ventana de incógnito

Los navegadores ofrecen la opción de navegar de incógnito. De esta forma se bloquean las cookies y se evita que nadie pueda acceder a los datos de inicio de sesión o al historial de búsquedas.

8.- Fíate de los antivirus

Son el mejor cortafuegos ante un ataque de un ciberdelincuente. Evita de esta forma un más que probable disgusto y te alerta. Pero recuerda que debes tener actualizado el antivirus. Son especialmente útiles en campañas como en Black Friday, ya que alertan sobre la sospechosa seguridad de un sitio web si lo es.

9.- Tus datos son tuyos

Nunca facilites tus datos bancarios por escrito, por correo electrónico, por mensajería instantánea tipo Whatsapp o Telegram o por SMS telefónico. Nunca. Ninguna página web fiable te los pedirá.

10.- Confía en tu entidad bancaria

En el caso de detectar un movimiento sospechoso, avisa de inmediato a tu entidad bancaria.

 

Avatar photo

Gestión contenidos del blog.