Banner
Los huertos verticales, de la moda a la dieta

Los huertos verticales, de la moda a la dieta

Los huertos verticales han sido tendencia en 2017 y serán moda para 2018. El diario Estrella Digital lo explica:  “Un huerto vertical aúna el beneficio ecológico con un diseño atractivo, que permite ser colocado en cualquier lugar de una casa. Obviamente en zonas al aire libre como una terraza o un balcón, su presencia podría ser más lógica, pero lo cierto es que desde un inicio estos huertos verticales están pensados también para zonas interiores”.

El hecho mismo, añade, de que crezcan de forma vertical mediante módulos opcionales, permite ocupar siempre muy poco espacio, con un potencial de altura acorde al gusto del usuario, que será quien decida cuántas plantas cultivar y en qué distribución hacerlo, sin limitaciones de espacio o de tiempo“.

Si nos animamos a convertirnos en campesinos urbanos podemos atender las recomendaciones que proporciona la ONG Oxfam Intermón, cuando dicen que un huerto urbano es una forma de cultivar tus propios alimentos sin necesidad de tener un terreno en el campo.

Ventajas de crear huertos verticales

Así, puedes utilizar diferentes partes de tu casa para conseguir buenos resultados. Cada vez es más habitual que las personas que viven en los grandes centros urbanos diseñen soluciones para restablecer su vínculo con la naturaleza y el medio ambiente.

Entre sus múltiples ventajas, se encuentran: 

  • Los huertos fomentan el autoconsumo.
  • Generan conciencia sobre el buen uso de los recursos naturales.
  • Ayudan a reducir la huella de carbono en las ciudades.

Sin embargo, plantea varios retos para quien desee construirlo, entre ellos:

  • El terreno destinado al cultivo.
  • La plantación de alimentos.

Como mínimo, debes tener un jardín o un área disponible para ello. Un huerto urbano, como su propio nombre indica, es un sistema de jardinería que nos permite cultivar plantas ornamentales o alimentos para el consumo en superficies verticales, como por ejemplo paredes, muros o vallas. La gran ventaja de los huertos verticales es que no es necesario tener un terreno para su instalación, pues basta con disponer de una superficie vertical al aire libre que reciba luz solar durante algunas horas al día

Además, al igual que los huertos urbanos tradicionales, puedes construirlos a base de materiales o elementos reciclados, algo que sin duda beneficiará tu presupuesto. No tienes que desmontar su estructura con cada nuevo cultivo; puedes mantener la misma en cada nueva temporada del año.

Consejos para crear un huerto urbano productivo

¿Y qué puedes sembrar en ellos? Pues exactamente lo mismo que sembrarías en un huerto urbano horizontal, salvo que debes seguir algunas recomendaciones para que tu trabajo no se eche a perder y obtengas los resultados esperados.

Si no tienes claro dónde ubicar tu huerto vertical ni cómo debes cuidarlo, no te preocupes. Estos son algunos de los consejos útiles y recomendaciones para que tu huerto urbano sea productivo, según Oxfam Intermón:

  1. Selecciona una pared con luz.
  2. Comprueba la orientación de tu pared.
  3. Diseña tu huerto.
  4. Escoge los alimentos a cultivar según la temporada.
  5. Elige los alimentos más adecuados para cada espacio.
  6. Utiliza compost para tus semillas.
  7. Comprueba el agua de tus plantas.
  8. Cambia los recipientes cuando sea necesario.
Equipo BLOG Grupo Cajamar

Grupo de Gestión de Contenidos.